País

Verifican que ya están enjaulando una parte del Parque Defensores del Chaco

La expedición de ambientalistas y autoridades gubernamentales verificó numerosas irregularidades en la reserva chaqueña, como nuevos alambrados en un sector y la desaparición de 2.000 ha. de bosques.

Parece que el presidente Horacio Cartes no bromeaba cuando dio como solución enjaular el cerro León para evitar que   se convierta en cantera. Mirando el mapa,  en el extremo izquierdo del Parque Nacional Defensores del Chaco (PNDCh) ya se están colocando alambradas, según pudo constatar la expedición interinstitucional que recorrió la zona la semana pasada.

"Por el lado de la colonia San Alfredo encontramos un alambrado nuevito, dentro del parque", relató el Ing. Víctor Benítez, director ejecutivo de Alter Vida, al señalar que no pudieron constatar dónde se iniciaba el cerco ilegal que se encuentra en una zona donde cruza el río Timane.

Benítez indicó que hasta el guardaparques de la Secretaría del Ambiente (Seam) pudo cerciorarse de la ausencia de los mojones que demarcan el parque y que a simple vista fueron destruidos o quitados del sitio.

"El vehículo del guardaparques no tiene combustible para controlar todo el parque. Desde Madrejón hasta una parte de Lagerenza hicimos 500 km ida y vuelta", explicó al señalar que la comitiva estuvo integrada por representantes de la organización ambientalista WWF, del Instituto Nacional del Indígena (INDI), de las gobernaciones de Alto Paraguay y Boquerón, y un grupo de la Asociación Ayoreo Garaigosode.

La expedición pudo ver el estado de abandono del puesto de control de la Seam, que se halla al pie del cerro León, donde está la cantera bautizada como Lino'o Cué, donde –se sabe– el extinto general ordenó la extracción de piedras hace 20 años.

La casa deshabitada se encuentra a 700 metros del cerro y es un punto importante de acceso al mirador que existe en el corazón del macizo milenario.

Desmonte. Cruzando el fortín 4 de Mayo, además, pudieron verificar una deforestación dentro de los límites del parque. Un total de 10 km por 20 metros, en línea recta, de bosque depredado; lo que supone 2.000 hectáreas deforestadas.

Por otro lado, en el camino que une Lagerenza'i y Lagerenza existe una línea recta que divide en dos el parque.

"Los militares hicieron un camino recto hasta Lagerenza y eso parte en dos el parque y ahí detectamos un faltante prácticamente de 14.000 hectáreas", apuntó. Incluso camiones particulares transitan por esa zona como muestra del descontrol y el proceso de deterioro de la reserva.

En Lagerenza también abrieron otro camino que va hasta 4 de Mayo "para la comunicación entre ambos destacamentos militares".

Pero, camiones de carga usan dicho tramo como si se tratara de una vía pública cualquiera, arriesgando la vida silvestre que alberga el parque.

Dejá tu comentario