24 feb. 2024

Vecinos piden una solución pronta para ex vertedero de Minga Guazú

Está ubicado en el kilómetro 20, lado Monday. El lugar se había incendiado hace varios meses y desde entonces se registra el inconveniente. Actualmente, la basura es trasladada a CDE.

Problemas con vertedero de Minga Guazu_40396151.jpg

Problema. La humareda por los constantes incendios en el vertedero de Minga Guazú genera problemas a los pobladores.

WILSON FERREIRA

Wilson Ferreira

ALTO PARANÁ

El ex vertedero municipal de Minga Guazú, ubicado en el kilómetro 20, lado Monday, lanza humo constantemente desde hace un buen tiempo, denuncian los vecinos, que piden la intervención de la instancia que corresponda. Señalan que por momentos se vuelve insoportable y no pueden sentarse ni en el patio de su casa.

De acuerdo con los datos, la situación se extiende desde el 19 de diciembre y a más de un mes el fuego y el humo siguen en el lugar. “Según los pobladores afectados, una madrugada amaneció esto con un gran incendio, desconociéndose si fue o no intencional. Ese día se constituyeron en el lugar funcionarios municipales y bomberos y trataron de remediar esto cargando con tierra roja, tratando de sofocar el fuego”, comenta el concejal Víctor Lugo, actual presidente de la Junta Municipal.

El edil se constituyó en el lugar para constatar la denuncia de los pobladores. Recordó que se realizó movimiento de suelo para aplacar el fuego, pero por lo que pudo observar en el sitio el trabajo realizado no fue suficiente. “Para que la gente entienda, con agua tampoco se soluciona, porque estos días llovió torrencialmente, pero igual no termina, es como si se tuviera un foco de fuego subterráneo”, explicó. “No soy bombero, pero voy a tratar de explicar por lo que entendí. El fuego está debajo de la tierra y eso recorre despacio y cuando encuentra basura prende, y empieza el fuego a propagarse, y eso provoca el humo que sale y se observa. Como digo, agua no es problema, porque llovió varios días esta semana”, agregó.

El concejal municipal confirmó que el vertedero está clausurado, ya no se arroja ningún tipo de basura en el lugar por parte del Municipio. “Justamente por observaciones del Ministerio del Ambiente esto está cerrado, no se puede utilizar. Necesitamos de muchos recursos económicos para poner en condiciones todo esto. Estamos hablando de un área de 25 a 30 hectáreas, donde están depositadas toneladas y toneladas de basura. Acá hay residuos depositados de hace 30 a 40 años”.

Confirmó que el servicio de recolección y disposición de residuo están a cargo de una empresa, que actualmente lleva la basura a Ciudad del Este, en el vertedero de la empresa Ingesa.

INTERVENIDO. El 25 de junio del 2020 el Ministerio del Ambientes y Desarrollo Sostenible (Mades) dispuso la intervención de este vertedero. La tarea estuvo a cargo de fiscalizadores del Mades tras constatarse que el establecimiento operaba sin las documentaciones ambientales al día, lo que constituye una falta a la ley número 294/93 de “Evaluación de Impacto Ambiental”. En el momento de la intervención, el encargado presentó un relatorio de impacto ambiental que data del año 2018, que no cuenta con la resolución de declaración de impacto ambiental. Según los fiscales, durante el recorrido por el lugar se observó una gran cantidad de residuos sólidos en un espacio de aproximadamente dos hectáreas.

Los residuos que se observaron fueron plásticos picados, bolsas de polietileno, latas, hierros y retazos de tejas. En el lugar también se observaron ramas de árboles resultantes de la poda, además de productos alimenticios enlatados y envasados de diferentes tipos.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.