Política

Una familia ayudó a mantener negocio de Messer, afirman

 

Para cuando volvió a Brasil, luego de mantenerse oculto por varios meses en nuestro país, Darío Messer contó con la ayuda de un círculo muy íntimo, que lo arropó y habría permitido que pueda seguir moviendo sus negocios espurios desde la clandestinidad, según revela la investigación de los procuradores brasileños.

Desde que se instaló en San Pablo, más específicamente en un departamento ubicado sobre la Rúa Pamplona, Darío, de acuerdo con lo que concluyen en las pesquisas, fue auxiliado por su novia Myra de Oliveira Athayde; su madre Alcione Maria Mello de Oliveira Athayde; su padrastro, Arleir Francisco Bellieny, y una amiga que fue identificada como Raissa Betty Amorim Souza.

Ellos, especialmente Myra, pareja sentimental del doleiro, realizaron maniobras para garantizar que Messer reciba dinero y pueda sustentarse desde la clandestinidad, para poder seguir manejando el supuesto esquema de la organización criminal que presuntamente lideraba.

En octubre de 2018 revelan que Messer volvió a pisar suelo brasileño tras estar escondido en Salto del Guairá y Pedro Juan Caballero. Allí también mencionan como clave el auxilio que recibió de su amigo Najun Azario Flato Turner, un uruguayo que para los investigadores brasileños es considerado como uno de los más grandes contrabandistas de oro. Actualmente, está prófugo de la justicia de aquel país.

Se intervinieron conversaciones vía WhatsApp entre el uruguayo y el doleiro, donde hablan de operaciones para ocultar dinero.

EMPRESA VECINA

Un colaborador de Najun declaró a los fiscales brasileños que se entregaron grandes sumas de dinero a la empresa Entertour Cambios y Turismo, también ubicada en la Rúa Pamplona, llamativamente muy cerca del lugar donde vivía Messer.

Esta empresa tiene como socio a Luiz Carlos de Andrade Fonseca y cuenta con un empleado llamado Walter Pereira Lima y fue recomendado por Najun como un lugar seguro para depositar y luego retirar el dinero para sus actividades cotidianas.

DINERO DE PARAGUAY

La Justicia del vecino país investiga a Darío Messer por el supuesto lavado de alrededor de 20 millones de dólares. 17 millones habrían sido enviados a las Bahamas y los Estados Unidos.

Alrededor de 3 millones de dólares habrían sido escondidos en nuestro país a través de casas de cambio, con la ayuda de políticos y supuestamente de una abogada.

Una de las preocupaciones del entorno de Messer, según se puede ver en el documento donde piden las prisiones preventivas, es de llevar cuanto antes el dinero de nuestro país, según quedó registrado en mensajes de texto que Alcione, suegra de Messer, envió a su hija Myra, donde le pide con vehemencia que utilice varias vías para traer el dinero, incluso con la ayuda de su padrastro Arleir.

Alcione también está bajo la lupa de la Justicia por su presunta influencia en la política brasileña. Fue diputada federal y también es prima de Anthony Garotinho, ex gobernador de Río de Janeiro.

La mujer, según los medios brasileños, ya estuvo presa en el año 2008, luego de un operativo por un esquema de corrupción de la ciudad carioca al que las autoridades dieron el nombre de Operación Pecado Capital.

Por todas estas pruebas descritas es que la Policía Federal brasileña, junto con los procuradores, tiene la presunción de que toda la familia de Myra estaba involucrada en la protección del hombre prófugo y supuesto jefe de una organización criminal.

Embed


AUXILIO. El entorno más próximo, según la investigación, ayudó al doleiro a seguir prófugo.

DINERO. Una de las misiones fue retirar los dólares que se habrían escondido en Paraguay.

Dejá tu comentario