Deportes

Una clasificación fruto del proceso

 

Wilder Viera es el ejemplo claro del proceso en el fútbol de las formativas, con inferiores en Cerro Porteño desde la Sub 14 y, siendo capitán de las selecciones nacionales Sub 15 y Sub 17, consiguió la clasificación al Mundial de Brasil de este año en el último Sudamericano.

“Estuvimos 28 días en Perú, además estuvimos concentrados casi un mes y medio antes de la competencia. Fue duro, luego se sabe que es para esto, para pelear por un sueño. Dentro del grupo se decía que todo este esfuerzo no sea en vano, esto nos incentivada para traer la clasificación”, confesó Viera en entrevista con el programa Sueños de Primera por Radio Monumental 1080 AM.

MOTIVACIÓN. Paraguay tuvo el camino difícil a la clasificación, fue la primera vez que en fase de grupos le tocó jugar ante los grandes países (Argentina, Brasil y Uruguay), pero terminó saliendo airoso, algo que motivó al plantel albirrojo.

“Ver el grupo que nos tocó fue una motivación, al ver que era muy difícil, sabíamos de la complejidad y nos mentalizamos para tratar de darle una alegría al país”, resaltó Viera, que es el líder del plantel albirrojo Sub 17.

“Estábamos mentalizados, les conocíamos a nuestros contrarios, cada uno analizó al equipo contrario, con eso pudimos sacar el buen resultado”, indicó el juvenil.

La mayor complicación que tuvo el equipo de Morínigo fue la adaptación a la superficie en que se jugó el Sudamericano, el césped sintético. “Había mucha diferencia entre el sintético de Albiróga y de Perú, era mucho más pesada por el caucho, pero le tomamos la mano rápido”, explicó Viera.

Dejá tu comentario