Correo Semanal

Un viaje a través de las letras paraguayas

 Ensayos y notas: Literatura paraguaya de ayer y de hoy es el nuevo libro de Teresa Méndez-Faith, publicado por Servilibro, que abarca de manera crítica la producción literaria paraguaya de las últimas siete décadas.

Mariano Damián Montero

Escritor e investigador

No es una tarea fácil condensar a través de “ensayos y notas”, publicados años atrás sin una conexión consciente previa, los últimos 70 años de la literatura paraguaya. Sin embargo, Teresa Méndez-Faith no solo lo logra, sino que consigue sortear otro de los problemas ligados a esta temática: la de ser original. En efecto, el libro contiene un estudio académico —escrito en 1972 e inédito hasta ahora— en el cual, la autora analiza la primera novela del olvidado escritor paraguayo Lincoln Silva, desligándose de este modo de los numerosos estudios que parecerían indicar que luego de Casaccia y Roa Bastos, nadie pudo ocupar el tercer lugar en el podio literario del Paraguay.

Como se sabe, la autora es una de las más importantes especialistas y difusoras de la literatura paraguaya, a través tanto de sus múltiples libros sobre el tema (Paraguay: novela y exilio, 1985; Breve Diccionario de la Literatura paraguaya, 1994; Breve Antología de la Literatura paraguaya, 1996; Narrativa paraguaya de ayer y de hoy, 1999; Teatro paraguayo de ayer y de hoy, 2001; Poesía Paraguaya de ayer y de hoy, 2009; entre otros), como de su segmento de cuentos de autores paraguayos, que se transmite en el programa radial de Buenos Aires, Panorama de Noticias, de La Voz Latina.

Su nuevo libro —editado por Servilibro— es ideal para aquel que desee interiorizarse sobre la producción literaria paraguaya de las últimas siete décadas. Conformado por textos extraídos de Paraguay: novela y exilio (1985), de otros volúmenes de la autora y de artículos publicados en revistas especializadas inaccesibles para el público en general, Ensayos… comienza con la enumeración de las/os autoras/es que inculcaron en Méndez-Faith la pasión por la lectura y la escritura crítica: Gabriel Casaccia, Julio Correa, Rodrigo Díaz-Pérez, Ramiro Domínguez, Josefina Plá, Augusto Roa Bastos, Raquel Saguier, Lincoln Silva y Carlos Villagra Marsal.

La selección realizada logra un deseado equilibrio de género entre obras escritas por hombres y por mujeres (cuatro hombres y cuatro mujeres son los autores de los textos analizados en la primera parte, la más extensa del libro).

Este, precisamente, es un aspecto importante del volumen: la incorporación del género en el estudio sobre la literatura paraguaya, cuestión generalmente soslayada.

ESCRITORES DE AFUERA Y DE ADENTRO

La lectura de Ensayos y notas nos ofrece herramientas y categorías interpretativas para aplicar a los variados textos que recomienda. Así, en el primer capítulo, distingue entre las obras de los escritores “expatriados”, o “narrativas del exilio” (Rubén Bareiro Saguier, Gabriel Casaccia, Rodrigo Díaz-Pérez, Carlos Garcete, Augusto Roa Bastos, Lincoln Silva), quienes pueden tratar temas vedados a los que permanecen en el país, como la tortura, el exilio, la opresión política y cultural; de la narrativa que denomina “intrafronteras”, es decir, la de aquellos que permanecieron en el Paraguay durante el stronismo, con diferentes grados de compromiso. Justamente, como lo indica Méndez-Faith, Casaccia —pese a ser un representante de la narrativa del exilio— retrata muy bien los inconvenientes (materiales y culturales) que sufre el escritor intrafronteras.

Para analizar la obra de Roa Bastos, utiliza a la categoría de “espacios-cárceles”, recurso que sofoca tanto al personaje como al lector, y que está relacionado fuertemente con la condición de escritor expatriado.

Con respecto al estudio que realiza de la primera novela de Lincoln Silva (Terror y violencia en civilización y barbarie, El señor presidente y rebelión después), Méndez-Faith la analiza en cuanto novela que grafica la violencia imperante en el Paraguay y en el continente, comparándola con la obra de Domingo Sarmiento y con la de Miguel Ángel Asturias. Esta comparación le sirve a la autora para fijar posición en 1972 con respecto a la dictadura de Stroessner: “Bajo terror y violencia vive la Argentina durante la dictadura rosista del siglo pasado, Guatemala con Estrada Cabrera a principios de este y Paraguay hasta el presente”.

Luego de un capítulo dedicado íntegramente a los textos teatrales —en donde resalta especialmente Historia de un número (1948), de Josefina Plá—, y de otro texto destinado a la obra del escritor Nelson Aguilera, Méndez-Faith desarrolla en profundidad los trabajos de un grupo de mujeres escritoras que irrumpen durante la década de los ochenta (Raquel Saguier, Lita Pérez-Cáceres, Renée Ferrer). De acuerdo con la observación de la autora, las mujeres aportarían elementos nuevos a la narrativa, poco desarrollados por sus pares hombres, como, por ejemplo, lo “íntimo y personal”, la “representación del mundo interior”, la “transgresión de la norma, la ruptura de tabúes”; a la vez que afirma que “no hay un vocabulario diferente y separado exclusivo para escritores y otro exclusivo para escritoras porque hay solo un diccionario para todos”.

CAMBIOS TRAS EL FIN DE LA DICTADURA

La segunda parte, mucho más breve, está dedicada a reseñas y prólogos para libros de otros/as escritores/as —una manera más de seguir difundiendo e impulsando el placer por la lectura—, junto a ponencias realizadas por la autora en ocasión de presentaciones de libros.

En esta sección, resalta el rescate que hace de Rodrigo Díaz-Pérez y su libro de cuentos Los días amazónicos, así como el especial interés que le dedica a la obra de Rudi Torga, cerrando con un gran elogio a Victorio Suárez (“se sitúa entre los mejores narradores de nuestro país, de nuestra América y posiblemente también de todo el mundo hispano”).

Otros aspectos que aparecen en Ensayos y notas… son la renovación de fines de los ochenta, con Guido Rodríguez Alcalá, Juan Manuel Marcos y Raquel Saguier, y los cambios producidos con el fin de la dictadura stronista. Asimismo le dedica mucho espacio a las escritoras y escritores surgidos en los últimos años.

En definitiva, el nuevo libro de Teresa Méndez-Faith es una invitación para aquel lector/a que desee revisitar algunos clásicos con más herramientas de análisis, como para quien busque conocer nuevos/as autores/as dentro del mundo de las letras paraguayas.

Dejá tu comentario