Sucesos

Un imputado y más personas en la mira por lavado en PJC

 

Tras haber sido atrapado, presuntamente por haber estado involucrado durante siete años con el clan Morínigo-García, el paraguayo Julio César Duarte fue procesado por asociación criminal y lavado de activos. Fue detenido al amanecer del viernes en un megaoperativo internacional denominado Status.

Duarte es considerado uno de los líderes que realizaba los movimientos con empresas y casas de cambio en nuestro país. Sin embargo, la Fiscalía considera que el compatriota no actuó solo y se ampliará la investigación a más personas o empresas involucradas, ya que se presume que en estas casas cambiarias estaban al tanto de las irregularidades, según confirmaron desde el Ministerio Público.

Julio Duarte tenía el 12,6% de participación como accionista de Zafra Cambios, y con ese poder se realizaban cambios de dólares por real o real por dólares, retiro y entrega de efectivo, solicitud de depósitos a terceros del dinero producto del narcotráfico ligado al clan en dicha casa de cambios.

Era Duarte quien realizaba las autorizaciones, “por lo que tenía conocimiento del origen ilícito del dinero de las mencionadas transacciones”, detallaron los fiscales del caso.

DESDE EL 2013. La red criminal estaba integrada por Emigdio Morínigo y sus hijos, Jefferson García y Kleber García, además de Robson Alcaraz –buscado–, contador.

En el 2013 vinieron a nuestro país desde el Brasil para supuestamente crear empresas con apariencias lícitas, a través de prestanombres y adquirieron ostentosas viviendas.

A través de las empresas Alfacom (playa de autos), Stylus Pet Shop (veterinaria) y Grupo Factor (empresa inmobiliaria) se movía el dinero, mientras que los pagos de la logística necesaria para el grupo se realizaban a través de Zafra Cambios SA, que desde el 2019 “actuaba como banco de la organización”, explicaron los interventores. Además, estaría involucrada la casa de cambios Uniexpress SA.

Según había dicho el ministro de la Senad, Arnaldo Giuzzio, se detectó que lograron evadir el control estatal porque hacían envíos de dinero o utilizaban el sistema financiero con montos inferiores al tope permitido por ley, que es USD 10.000; es decir, entre USD 9.000 o USD 9.200.


Con 12% de las acciones en una casa de cambios, Julio Duarte autorizaba movidas de dinero sucio dentro de lo permitido por ley para burlar controles. Clan mantenía empresas con testaferros.

56 allanamientos
El operativo encabezado por el fiscal Deny Yoon Park en Paraguay tuvo 14 allanamientos, mientras que en el Brasil se realizaron 42, buscando desbaratar la red criminal que movía millones de dólares entre lavado de dinero y narcotráfico. Los tres brasileños detenidos en Paraguay fueron expulsados.

Dejá tu comentario