Economía

UIP pide al Gobierno impedir que el   narcotráfico afecte a la economía

Ante el asesinato del fiscal Marcelo Pecci, los  empresarios abogan por  un combate frontal al crimen organizado para que no afecte a la producción, al empleo formal  y a las  inversiones extranjeras.

El asesinato en Colombia del fiscal Antinarcóticos Marcelo Pecci evidencia la “transnacionalización del crimen organizado”, destacó Enrique Duarte, presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), quien manifestó su temor por las consecuencias altamente negativas que estos hechos criminales pueden tener sobre la economía paraguaya. Sobre todo, Duarte enfatizó que la falta de seguridad y de respeto a la institucionalidad puede ahuyentar las inversiones internacionales, lo que considera que sería la peor de las secuelas para la economía del país.

“Este hecho criminal no solo pone de luto a la clase empresarial, sino a todo el país porque es un claro ejemplo de la transnacionalización del crimen organizado. Lo que está ocurriendo acá ya trasciende nuestras fronteras y son mensajes muy fuertes”, expresó Duarte visiblemente preocupado.

Alegó que el país necesita que “dejen en paz a la economía, pues el país necesita trabajar y avanzar”, sobre todo el sector industrial, que nunca pidió ningún tipo de subsidio estatal para subsistir y seguir produciendo, a pesar de los embates de la pandemia de Covid-19. “Solo pedimos condiciones para seguir produciendo”, reforzó el titular de la UIP.

Con relación al combate al crimen organizado, Duarte indicó que ya en febrero, tras el atentado ocurrido en un concierto celebrado en el Anfiteatro José Asunción Flores de San Bernardino, que resultó ser un ajuste de cuentas entre narcotraficantes, este gremio empresarial ya había manifestado su preocupación sobre el crimen organizado y planteaba una serie de solicitudes al Gobierno, que hasta ahora no se concretaron.

“En esa ocasión ya habíamos planteado la necesidad de mayores controles aduaneros, de escáneres en las fronteras, de radares para el control aéreo, y aunque todo se viene haciendo, son a pasos muy lentos y otros no se hacen absolutamente, y todo eso va en contra de la economía”, dimensionó Duarte.

El representante empresarial indicó que el mundo ve a Paraguay como un lugar para radicar sus inversiones, pero que este tipo de problemas que afectan a la seguridad lo único que logrará es espantar a las inversiones de capitales extranjeros. “Esto nos juega en contra, juega en contra de toda la población y de todos los jóvenes que necesitan acceder a un empleo formal”, subrayó.

lucha frontal. Duarte volvió a reflotar el comunicado de la UIP de febrero pasado, tras el atentado en el Anfiteatro José Asunción Flores, que resultó ser un ajuste de cuentas entre narcotraficantes. En el comunicado reclamaban al Gobierno “más acciones y menos discursos”. En esa ocasión, los gremios empresariales solicitaron, como primer punto, instalar y poner en operación los radares necesarios para el control del espacio aéreo de nuestro país.

También pidieron aprobar la ley de derribo de aviones, actualmente en tratamiento en el Poder Legislativo, así como el de dotar de aviones y de un centro operativo para el control del espacio aéreo. Al mismo tiempo, solicitaron instalar escáneres de contenedores en todos los puertos de exportación.

Dejá tu comentario