Mundo

Turba asalta el Capitolio y Trump es acusado de intento de "golpe"

Seguidores del mandatario irrumpieron de forman violenta en el Congreso. La Policía desalojó a los invasores del Capitolio y luego se reanudó la sesión para certificar el triunfo de Joe Biden.

Partidarios del presidente Donald Trump irrumpieron el miércoles en el Congreso de Estados Unidos cuando se certificaba la victoria de Joe Biden, provocando el caos y acusaciones de un intento de "golpe" tras un llamado de último minuto del mandatario para revertir su derrota electoral.

Una turba enardecida ingresó al Capitolio y forzó la interrupción de los debates poco después de que el vicepresidente Mike Pence anunciara que no tenía autoridad constitucional para oponerse a la certificación del triunfo de Biden.

Anoche, la sesión se había reanudado, luego de que los violentos invasores fueran desalojados por las fuerzas de seguridad, que establecieron un perímetro para proteger el edificio Los congresistas seguían con sus parlamentos y aún se esperaba la certificación de la victoria de Biden.

ARENGA. "Nos estamos apoderando de la Cámara", dijo a la AFP un manifestante anónimo durante la toma. "Este es nuestro Congreso". El ingreso en tropel de los partidarios de Trump ocurrió luego de un mitin extraordinario del mandatario republicano en las afueras de la Casa Blanca, en el que arengó a sus seguidores a impedir la ratificación del triunfo de Biden. "Nunca nos rendiremos. Nunca concederemos" la victoria, aseguró.

Legisladores dijeron que recibieron instrucciones de ponerse máscaras antigás y tumbarse en el suelo, mientras la policía del Capitolio debió desenfundar sus armas para proteger a los congresistas.

VÍCTIMA. Una mujer falleció en un hospital, luego de recibir una herida de bala al interior del Capitolio, en un episodio registrado en video y emitido en varias cadenas de tevé. La alcaldesa de Washington ordenó el toque de queda en la capital federal, pero los seguidores de Trump desafiaban la orden al instalarse en los alrededores del Capitolio.

Ante la violencia desatada, Trump, que antes había instigado a la protesta, pidió a sus seguidores "mantenerse pacíficos". Y finalmente añadió en un video de un minuto en Twitter: "Entiendo su dolor (...) tuvimos una elección que nos fue robada. Pero tienen que volver a casa ahora".

Legisladores demócratas denunciaron un intento de "golpe" de Estado.

"Tristemente, y peligrosamente, una parte del Partido Republicano cree que su supervivencia política depende del respaldo de un intento de golpe", dijo el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer.

"Un golpe en marcha", tuiteó la congresista Val Demings. "Esto es anarquía. Es un intento de golpe", señaló su colega Seth Moulton.

"El presidente está incitando al terrorismo interno", apuntó el legislador Mark Pocan. "No reconozco a nuestro país hoy y los miembros del Congreso que han apoyado esta anarquía no merecen representar a sus compatriotas", dijo la congresista Elaine Luria.

No hay dudas de que Biden se convertirá en presidente, dado que los demócratas ya controlan la Cámara de Representantes. En los últimos días, miles de partidarios de Trump se habían estado congregando a instancias suyas en Washington.


Demócratas vencen en Georgia y controlarán la Cámara Alta
El candidato demócrata Jon Ossoff se alzó con la victoria en la segunda vuelta de las elecciones de Georgia al Senado de EEUU, con lo que el partido del presidente electo, Joe Biden, tendrá el control de la Cámara Alta.
Según las proyecciones de los medios, Ossoff derrotó a su rival republicano, David Perdue, después de que el martes se confirmase la victoria de su correligionario, el pastor Raphael Warnock ante la republicana Kelly Loeffler.
Estas victorias suponen que los demócratas estarán empatados a 50 escaños con los republicanos en el Senado, pero contarán con el voto de calidad de la vicepresidenta electa, Kamala Harris, en su calidad de presidenta de la Cámara Alta, en caso de empate.
Los republicanos venían controlando el Senado desde 2015, pero con estas victorias el partido de Biden tendrá mayoría en ambas cámaras del Congreso durante los dos primeros años de su mandato.
Warnock, de 51 años, fue pastor de una iglesia de Atlanta en la cual predicó el líder de los derechos civiles Martin Luther King, asesinado en 1968, mientras que Ossoff, de 33 años y quien es periodista, será el senador más joven desde que Biden llegó al Senado en 1972. Las elecciones de Georgia han sido la contienda legislativa más cara de la historia de EEUU, y más de 3 millones de los 7,6 millones de votantes del estado emitieron sus sufragios por anticipado, un récord para una segunda vuelta. EFE

Dejá tu comentario