Economía

Tres empresas públicas gastaron USD 291,7 millones en sobresueldos

ANDE, Petropar e INC se embolsaron la millonaria suma en los últimos cinco años (2015-2019) para poder financiar los polémicos beneficios a sus funcionarios. El Fisco limitó los pagos en 2020.

Los datos extraídos del portal datos abiertos del Ministerio de Hacienda ponen en evidencia el despilfarro del dinero público, utilizado para financiar los abusivos sobresueldos percibidos por los funcionarios estatales.

Solo tres empresas públicas: ANDE (Administración Nacional de Electricidad), Petropar (Petróleos Paraguayos) e INC (Industria Nacional del Cemento) se embolsaron entre el 2015 y 2019 la millonaria suma de G. 1,8 billones (USD 291,7 millones en el cambio actual de ayer) para cubrir los beneficios de sus funcionarios, pagados en conceptos de subsidio familiar, bonificaciones y gratificaciones. (Ver infografía).

Como subsidio familiar, los personales de estas empresas estatales perciben pagos extras por bonificación familiar, subsidio como complemento de reposo, por fallecimiento, por matrimonio, ayuda vacacional, por gastos médicos, ayuda alimenticia, bono alimenticio familiar, ayuda escolar, entre otros.

En tanto, en conceptos de bonificaciones y gratificaciones, los mismos se benefician con cobros por bonificación por grado académico, anuenio (doble aguinaldo), bonificación por gestión, por lector de medidores, por peligrosidad, bonificación adicional por función, por responsabilidad en el cargo, bonificación por antigüedad, liquidación por jubilación, por gestión presupuestaria, gestión administrativa, por moradía, entre otros.

Los abusivos beneficios percibidos por los funcionarios son montos independientes al salario, que ayudan cada empleado público a duplicar y hasta cuadruplicar en muchas veces su remuneración global del mes, percibiendo entre G. 10 y G. 20 millones mensuales.

Limitaciones. Mediante el decreto reglamentario del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2020, el Ministerio de Hacienda estableció limitaciones a los pagos extras. Esto tras las duras críticas de la ciudadanía en redes sociales ante el pago del doble aguinaldo (disfrazado en subsidio familiar) realizado a finales del año pasado por varias instituciones -entre ellas Hacienda-, pese a la recesión económica y menor ingreso tributario del 2019.

Con el decreto reglamentario, el Fisco limitó hasta un salario mínimo (G. 2.192.839) y dependiendo de la disponibilidad de recursos de cada institución, el pago por cada concepto incluido en el subsidio familiar. Pese a la limitación, un funcionario público podrá percibir en 2020 un monto mínimo de G. 6,5 millones y un máximo de G. 15,3 millones como pago extra.

La restricción establecida por Hacienda despertó el malestar de los sindicatos de las empresas públicas. El miércoles, tras una asamblea, el Frente de Trabajadores del Estado -nucleación que aglutina a los sindicatos de varias entidades estatales- decidió convocar a una gran movilización para este lunes (desde las 7.00) y no descarta la realización de una huelga general. Los gremios de la ANDE y Petropar participaron de la reunión.

Los funcionarios estatales rechazan las restricciones impuestas por el Gobierno.

Embed

Dejá tu comentario