Política

Toro: “Hay un problema de inequidad”

 

“Hay miedo de volver a la pobreza”. “No se trata de una conspiración de la izquierda”. “El problema es que se creó un sistema perfecto de acumulación en pocas manos”.

Estas frases soltó el conferencista colombiano Bernardo Toro ante decenas de líderes empresariales reunidos por Desarrollo en Democracia (Dende) y Juntos por la Educación.

Toro expuso sobre las razones ocultas detrás de los estallidos sociales registrados en Chile, Ecuador y Colombia. De plano descartó que se trate de un movimiento sin fundamento impulsado por la izquierda latinoamericana.

Recalcó, citando especialmente el caso de Chile, que mucha gente salió de la pobreza en los últimos 30 años, pero aún se siente excluida del sistema y que esta coyuntura empeoró en los últimos cinco años. Agregó que la clase media se manifiesta porque no quiere volver a la pobreza.

El también matemático y físico resaltó que no es que las personas están en contra de las instituciones, sino que no se sienten representadas por ellas. Explicó que el grado de destrucción de los bienes públicos es un desahogo de la ira contenida por la exclusión social y que la ciudadanía ve en esos elementos públicos como una representación del Estado que los excluye.

Insistiendo en el caso chileno afirmó que la Constitución pinochetista es la base del conflicto y la inequidad por ser un instrumento neoliberal perfecto que creó un sistema de acumulación de dinero en pocas manos, a lo que calificó de “horroroso” por permitir la apropiación de los bienes comunes como ríos y similares.

“El problema no son las manifestaciones. El problema es que la gente quiere un cambio a su favor”, apuntó Toro. Añadió que la principal vía para saldar las asimetrías sociales es la educación de calidad. Defendió que la educación debe ser de igual calidad para todos.

Señaló que es bueno para la sociedad que el hijo del presidente de una compañía y el de un trabajador compartan una misma educación, pues así las posibilidades son iguales.

Señaló de la misma manera que si todos los miembros de una sociedad comienzan a conversar los cambios se producirán más fácilmente y de manera casi automática. Instó a los miembros de las élites a llamar a un diálogo a los otros estamentos sociales para encontrar las soluciones. Apuntó que las conversaciones generarán líderes nuevos y tendrán el respaldo de las élites y ello facilitará el cambio. Renegó de la estratificación social por frustrar el diálogo.

Habló también de la visión que tiene el empresariado latinoamericano. Señaló que uno de los grandes problemas del continente es que se busca ganar utilidad empresarial cortando los salarios y no apostando a la tecnología y la productividad. Señaló que muchos empresarios creen que pagar el salario mínimo es suficiente y no ven que dando más recursos al empleado la sociedad en su conjunto gana.

Denostó el machismo regional y llamó a dar su lugar a las mujeres para que ellas muestren el camino para las soluciones. Advirtió también sobre el inconveniente que generará al planeta la irresolución de las crisis climática actual.


El problema es que la riqueza no se maneja con criterio de equidad y se acumula perversamente en un lugar.

El filósofo Bernardo Toro explicó las razones de la crisis sociopolítica regional ante líderes empresariales locales. Llamó al diálogo de toda la sociedad y reclamó una educación igualitaria y de calidad.

Dejá tu comentario