Economía

Tecnología para el mundo

 

Independizarse de la empresa donde estaba trabajando, anhelo de contribuir a la sociedad e ir más allá del lucro en el crecimiento empresarial, fueron los tres pilares que ayudaron en Rodrigo Valdez a emprender en Girolabs, firma que desarrolla software, apps y webs, y que también recibió el premio de Adec.

Unas 15 personas trabajan multidisciplinariamente para desarrollar los ámbitos del mundo digital, con perfiles como los de comunicadores, diseñadores, informáticos, marketing y ventas. “Queremos ser agentes del cambio social y medioambiental”, enfatiza el joven emprendedor.

Respecto del impacto de la pandemia, enfatizó que el modelo de labor remota ya se había implementado mucho antes en la empresa, lo que gustó a los colaboradores, ya que se probaban nuevas herramientas, con lo que hoy ya se estableció como política permanente.

“Es una cultura de trabajo distinta; a nivel global las empresas de desarrollo de software van teniendo esta metodología, que permite más comodidad; ciertamente adoptamos medidas para paliar la integración y comunicación del equipo: Tenemos reuniones presenciales una vez a la semana, para fortalecer vínculos”, aclara.

Los productos y servicios de Girolabs están hoy yendo a Estados Unidos, Europa y América Latina, con facturación mínima por cada uno de ellos de unos USD 1.500 dólares. Los clientes son mayoritariamente las empresas sociales, entidades sin fines de lucro, pero también las del mundo e-commerce.


Estamos en proyecto de poder ir al exterior. Nuestra visión es llevar un pedazo de Paraguay a todo el mundo.

Gabriela Campos Cervera,
Dulce Manjar.

Una mejor financiación es imperiosa: Es difícil conseguir en el inicio; normalmente se busca ayuda en familiares.

Rodrigo Valdez,
Girolabs.

Dejá tu comentario