Política

Tabesa dice que transacción en caso avión iraní se aclaró

Desde la tabacalera afirmaron que se demostró a la Fiscalía y a otras instituciones que la aeronave que llevó sus cigarrillos fue contratada por el comprador final. 

José Ortiz, presidente de Tabacalera del Este SA (Tabesa), negó cualquier vínculo con la aeronave con tripulación venezolano-iraní que llevó sus cigarrillos y ahora está retenida en la Argentina.

El empresario afirmó que la transacción en el caso del controversial vuelo fue aclarada al Ministerio Público, Aduanas y al Banco Nacional de Fomento.

“Informamos que no tenemos ningún vínculo con esa aerolínea y está suficiente y perfectamente demostrado”, expresó el empresario tabacalero en comunicación con ÚH.

Precisó que la aeronave fue contratada por el comprador final de sus cigarrillos que tenían como destino Aruba, la firma Tabacal.

La avioneta con su frondosa tripulación permaneció del 13 al 16 de mayo en nuestro país, tiempo en el que los viajeros establecieron contacto con organizaciones criminales, según las pesquisas.

Durante su estadía en Paraguay se reunieron con personas vinculadas a la trata y al narcotráfico, según la denuncia del ministro anticorrupción René Fernández ante el Ministerio Público.

Un hecho llamativo en la trama es que el avión descendió en el aeropuerto Guaraní, en Minga Guazú, como vuelo privado, pero por un supuesto “error de conectividad en el sistema” su salida se cargó como vuelo comercial.

El avión, un Boeing 747 Dreamliner de carga, fue propiedad de la empresa iraní Mahan Air y actualmente pertenece a Emtrasur, filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa). Son empresas que han sido sancionadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Informes de inteligencia identifican al piloto del avión, Gholamreza Ghasemi, como miembro de Al Quds, la fuerza de élite de los Guardianes de la Revolución de Irán, clasificada como organización terrorista por Washington.

De acuerdo a la denuncia de Fernández, el agente de transporte del avión iraní, de nombre Osmar Caballero, cuya firma aparece en el manifiesto de exportación de las casi 80 toneladas de cigarrillos, resulta ser que es empleado de un proveedor de Tabacalera del Este.

Este, según el documento, figura en registros del Instituto de Previsión Social (IPS) como empleado de High Point SA, la cual registra 13 operaciones con la tabacalera del ex mandatario, la mayoría de ellas en el año 2021.

El empresario tabacalero José Ortiz dijo al respecto desconocer al proveedor y que el nexo que se trata de establecer es “demasiado rebuscado”. “Tendría que ver si esta empresa factura a Tabesa, en qué concepto lo hace. Tenemos cientos de proveedores”, dijo Ortiz.

Trató de mediocre al ministro anticorrupción, por tratar de manera absurda conectar a Tabesa con el avión y su tripulación. “Rene Fernández es un mediocre y además está fuera de sus funciones porque el tiene que dedicarse a asuntos internos del Estado y no estar preocupándose por una empresa que nada tiene que ver con el Estado”, lanzó el empresario.

La aeronave fue incautada en Argentina y sus tripulantes quedaron retenidos. Ingresó al vecino país el pasado 6 de junio, procedente de México, haciendo escala en Venezuela, presuntamente para trasladar cargamento a una empresa automotriz.

Las pesquisas que se desarrollan en Paraguay al igual que en la Argentina, buscan esclarecer el verdadero objeto del arribo de la aeronave en ambos países.

A medida que avanzan las investigaciones cobra fuerza que el objetivo de los viajeros identificados como terroristas era establecer conexiones con personas relacionadas con el crimen organizado.

Dejá tu comentario