Economía

Suben precios de frutihortícolas y el MAG culpa a los proveedores

 

En medio de la emergencia sanitaria hay una total dependencia de la importación de frutas y verduras para alimentar a la población paraguaya, que debe soportar precios que saltaron en algunos casos casi 150% en solo 10 días. El ministro de Agricultura y Ganadería, Rodolfo Friedmann, acusa a los proveedores de elevar injustificadamente la cotización de los productos de la canasta básica.

El tomate, la cebolla y la papa, que forman parte de la canasta básica, sufrieron incrementos que van desde 6,6% a 148%, de acuerdo al monitoreo del Servicio de Información de Mercados Agropecuarios realizado entre el 13 y 23 de marzo. A esta situación se suma que Brasil prácticamente dejó de enviar su producción y ahora solo se cuenta con la disponibilidad de los alimentos de origen argentino.

En los depósitos que venden a nivel mayorista se oferta cada bolsa de 20 kg. de tomate y cebolla a G. 108.333 y G. 103.333, respectivamente. Su equivalente por cada kilogramo queda en G. 5.417 y G. 5.1667, montos que tienen una recarga para los consumidores finales que se surten de los supermercados. En el caso de la papa, tiene el mismo precio que la cebolla, pero se distribuye en bolsas de 22 kg.

Suben precios de frutihortícolas-01.png

La indignación por esta inflación de precios no se hizo esperar en la ciudadanía, que ya vive perturbada por la amenaza de la propagación de la pandemia del coronavirus y las medidas sanitarias que obligan a un aislamiento.

El presidente de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), Alberto Sborovsky, salió al paso y en comunicación con Monumental 1080 AM dijo que el incremento tiene su origen en el mercado mayorista.

De esta preocupación se hizo eco el ministro Rodolfo Friedmann, quien luego de participar de reuniones que incluyeron no solo a otras autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería y del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), sino también al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, señaló a los importadores como los responsables de una especulación de precios.

“Hemos encontrado que los proveedores a los supermercados están llevando adelante esta variación muy importante de precios. Por eso nosotros apelamos primero a la solidaridad, a tomar conciencia de esta gente, de no aprovecharse de un momento tan difícil que vivimos todos en el país y en paralelo estamos tomando acciones para que, primero, no haya un desabastecimiento y, segundo, se puedan regularizar nuevamente los precios”, lanzó.

El titular del MAG acusa a proveedores de incrementar sin justificación el precio de productos de la canasta básica, en el contexto de la emergencia sanitaria. Capasu se defiende de críticas.

Cadena afirma que no elevó los precios

Las cadenas Superseis y Supermercados Stock afirmaron en un comunicado que los productos que comercializan no han subido de precios, como erróneamente se afirmó en redes sociales.

Además, las cadenas afirman que cuentan con una política comercial de precios conforme a los costos que se plantean por parte de los proveedores. Cuando los mismos proveen de productos con costos más reducidos, las cadenas también reducen sus precios de inmediato, según se refiere.

“Las cadenas de Superseis y Stock acompañan el sentimiento de toda la población en este momento, por lo que nada puede estar más lejos de su voluntad que impulsar medidas que le perjudiquen”, aseguran en el comunicado.

Dejá tu comentario