Economía

Sube costo logístico para exportación de soja y carne

Los envíos fluviales son lentos y las barcazas viajan al 70% de su capacidad, lo que genera sobrecostos en el transporte. Una vía de escape es Brasil, donde se llega vía terrestre.

Los problemas de navegación contrarrestan las ventajas de los buenos precios de los commodities y al menos hasta setiembre no se avizoran mejorías.

Desde abril la circulación por el río Paraná quedó suspendida y la ventana de agua creada hace casi dos meses solo sirvió para liberar las cargas que estaban varadas en el agua. Desde entonces, el río Paraguay se convirtió en la única vía fluvial para las exportaciones, pero como también registra un bajo caudal, las barcazas no pueden cargar su capacidad máxima.

Esta situación se tradujo en un menor volumen enviado de soja en el primer semestre del año, aunque si se analiza por destino, aumentaron las ventas al Brasil, ya que se pudieron trasladar los granos en camiones. Las demás cargas son llevadas a puertos del Departamento Central.

“El producto va a terminar saliendo, va a demorar más, pero va a terminar exportándose. La consecuencia de esto es que se generan costo, merma y dificultades para los siguientes cultivos, todo eso finalmente se traduce en costos”, explicó al respecto el director ejecutivo de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas, Hugo Pastore.

No cree que queden muchos remanentes este año, ya que considera que los exportadores harán todos sus esfuerzos en completar los envíos, teniendo en cuenta que los precios a futuro no son tan alentadores como ahora.

El promedio acumulado a junio arroja que los granos de soja se vendieron al mercado internacional a USD 444 por tonelada, que representa USD 130 más que el mismo periodo del año pasado.

CARNE. Para el sector cárnico también es una preocupación constante la bajante de los ríos. Si bien se transportan los productos en camiones refrigerados a importadores de la región, como Chile y Brasil, se complican los envíos a otros principales clientes, como el caso de Taiwán, Israel o la Unión Europea.

Es un problema constante; nosotros todos los años pedimos que la navegabilidad de los ríos sea de todo tiempo, a eso se suman las dificultades que estamos teniendo en los puertos, falta de contenedores, la logística está cara y hay una preocupación del sector por los costos”, indicó, por su parte, el gerente de la Cámara Paraguaya de Carnes, Daniel Burt.

Comentó que como una salida, algunas empresas optaron por llevar sus productos vía terrestre a Brasil, para embarcar desde los puertos rumbo a su destino final. Pero estos casos siguen siendo puntuales, depende de los negocios que hayan cerrado las industrias, ya que también genera un costo adicional en la logística.

Otro inconveniente es la poca disponibilidad de contenedores, especialmente los refrigerados, debido a una gran demanda mundial y la concentración de China.

A pesar de estas dificultades, las exportaciones agropecuarias no paran y siguen siendo la principal fuente de ingresos de intercambio comercial.



Dejá tu comentario