Política

Sospechoso retiro de papeles en Gobernación de Concepción

 

Justiniano Riveros

CONCEPCIÓN

Sigilosamente, funcionarios de la Gobernación de Concepción extrajeron ayer documentos de la administración de la institución y los llevaron a la Villa Urbieta (perteneciente a la familia del ex gobernador y actual diputado Luis Urbieta).

Lo llamativo del caso es que ocurre días antes de la entrega de la administración a los liberales y ante una reciente denuncia realizada por el ex diputado Alsimio Casco en contra de Luis Urbieta y su secretario, Héctor Romero, por supuesta malversación de 200 millones de guaraníes, desembolsados dos días antes de las elecciones internas para supuestas reparaciones de dos aulas en el sector rural.

Ayer, en horas de la mañana, los funcionarios Luis Planás y Ana Mongelós, coordinaron la entrega de varios biblioratos que fueron tirados del segundo piso y depositados en tres vehículos. Cuando se cargaba la última camioneta, la prensa ya estuvo en el lugar y logró videos y fotos del llamativo operativo. Muy molesto, el conductor de la camioneta vociferó a los periodistas. “Les falta un feroz golpe al oído”, dijo en guaraní al retirarse.

El vehículo fue seguido e ingresó directamente a la villa de los Urbieta, ubicada sobre la ruta Cnel. Rafael Franco.

IN FRAGANTII. Se logró captar vistas aéreas cuando el sujeto dejó el vehículo estacionado en el lugar, mientras los demás ya abandonaron la zona.

Intentamos hablar con el gobernador actual, Ricardo Paredes, para consultarle sobre el operativo, pero no atendió la llamada. El hombre vive en Horqueta.

A raíz de esto, los mismos denunciantes de la supuesta malversación insistieron a la fiscalía para tomar intervención en el tema. Hasta el cierre de la edición aún no se realizaba ningún procedimiento.

Urbieta aceptó que trasladaron los documentos con patrocinio de escribano por temor a adulteraciones. Por su parte, la Junta Departamental convoca a una sesión extraordinaria, a las 14.00, para tratar el tema.

El dinero en cuestión fue desembolsado el 15 de diciembre de 2017 a nombre de la Asociación de Funcionarios de la Gobernación, presidida por el actual secretario del diputado Urbieta, Héctor Romero. El pedido de G. 200.200.000 fue presentado el 11 del mismo mes planteando utilizar para reparación de aulas en Cerro Morado y Paso Barreto, zonas afectadas supuestamente por un temporal.

Sin embargo, el mismo Urbieta explicó que el dinero se utilizó en reparación de caminos y que hubo error en la nota de pedido, que ni siquiera tenía firma de los directivos de la Asociación de Funcionarios de la Gobernación.

El fiscal Carlomagno Alvarenga fue asignado en la investigación y ya realizó las primeras diligencias.

Dejá tu comentario