Mundo

Sospechosa reanudación de votos evitaría una segunda vuelta a Evo

 

El Tribunal Electoral de Bolivia reactivó anoche un sistema de conteo rápido de votos, tras reclamos de opositores, la OEA y varios países, y situó al presidente Morales primero (46,4%) y al opositor Carlos Mesa segundo (37,07%), con 95,09% de actas verificadas.

Entre Morales y Mesa, según informe público del TREP (Transmisión de Resultados Electorales Preliminares), controlado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), hay una diferencia de 9,33 puntos y el mandatario estaría a 0,67 puntos de vencer en primera vuelta y, de esta manera, evitar una balotaje que defiende la oposición. La ley señala que un candidato vence en primera ronda si saca el 50% más uno de los votos o supera el 40% y le saca 10 puntos de diferencia al segundo.

A última hora ayer a la tarde, mientras comenzaba a avanzar el cómputo oficial definitivo de los votos, sorpresivamente el TSE volvió a difundir datos del escrutinio provisorio, ahora con más del 95% de las actas verificadas, mostrando a Morales mucho más cerca de lograr su re-reelección en primera vuelta.

En un primer reporte la noche del domingo de conteo rápido al 84% de las actas el TREP daba 45,28% a Morales y 38,16% a Mesa, pero lo paralizó hasta la tarde de ayer, provocando las protestas de Mesa y de los observadores de la OEA. Además, países como Argentina, Brasil y EEUU pidieron reactivar el TREP.

Los observadores de la OEA emitieron un comunicado señalando: "La Misión de la OEA manifiesta su profunda preocupación y sorpresa por el cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de los resultados preliminares conocidos al cierre de las urnas".

Mesa dijo temprano que los resultados del TREP garantizaban una segunda vuelta contra Morales en diciembre y denunció que el oficialismo, en complicidad con el TSE, estaba buscando manipular los votos y llamó a militantes y a la población a movilizarse para que se respete la voluntad popular.

En La Paz, en las afueras de un lujoso hotel donde el TSE realiza su recuento de votos, militantes del partido de Mesa (Comunidad Ciudadana) estuvieron desde medio día portando banderas partidistas, reclamando y gritando por el respeto de la votación que aseguran un balotaje.

Waldo Albarracín, líder de Conade, afirmó que "si en este país se suscita una guerra civil, es responsabilidad de este gobierno".

"Si hay una segunda vuelta se transforma en referéndum", dijo a la AFP Gaspard Estrada, especialista en América Latina de la universidad de Ciencias Políticas de París.

sombra de rebelión. Si en cambio se plantea un triunfo de Morales en primera ronda, en medio de un clima de sospecha, algunos sectores de oposición, como el Conade, han llamado a la "rebelión".

La decisión de Morales de volver a postularse es mal vista por la oposición, que cree que si gana Bolivia va camino hacia una autocracia.

Evo Morales se vio favorecido por un fallo del Tribunal Constitucional que lo habilitó en 2017 para una reelección indefinida, alegando que postularse es su derecho humano, un año después de perder un referendo que consultaba a la población sobre el tema.

Dejá tu comentario