Economía

Solo el 10% del total de aportantes a la Caja del IPS accede a jubilarse

El sistema de seguridad social paraguayo sigue siendo uno de los más deficientes, admitió Carla Bacigalupo. En tanto, Pedro Halley propone abrir las cajas fiscales para aumentar aportantes.

Solo el 10% de los aportantes de la Caja del Instituto de Previsión Social (IPS) accede a la jubilación, índice que sigue manteniendo a Paraguay en el último puesto entre los países de la región en cobertura del sistema de seguridad social.

Este dato fue presentado por la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, durante el seminario Seguridad Social en el Paraguay, organizado por el Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD) y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), en el que también expusieron Pedro Halley, gerente de Prestaciones Económicas del IPS; Juan José Galeano, director de Estudios Económicos del Ministerio de Hacienda; y Ernesto Murro, ex ministro del Trabajo de Uruguay.

En este contexto, Bacigalupo reconoció que se precisa de una “reforma profunda del sistema de seguridad social del país, que permita, entre otras cosas, elevar el porcentaje de jubilados a través del IPS, pero ese cambio se debe llevar adelante con la validación de todos los sectores”, precisó la titular del Trabajo.

“No podemos seguir teniendo una tasa de solo el 10% de acceso a la jubilación de IPS. Muchísimos aportantes no completan sus años de aporte por varios motivos; por ejemplo, la alta movilidad, o por la estabilidad laboral que hoy es una causal de despido, o sea el trabajador llega a los nueve años y medio y es despedido y ya no retorna después al sistema de aportes”, resaltó.

AUMENTO. Entre otros datos significativos que entregó durante su extensa exposición, la secretaria de Estado precisó que en el 2017 estaban registrados 557.000 trabajadores asegurados en el IPS, cantidad que en el 2019 saltó a 630.000, un número nunca antes conseguido. “Mucho tuvo que ver en este aumento de la cantidad de asegurados la campaña de formalización del empleo impulsado por el Gobierno”, dijo. Indicó que se registró un aumento del 5% en el número de cotizantes, aunque la pandemia hizo que esa cantidad cayera en unos 16.000”, explicó.

En otro momento, Bacigalupo expresó que un aspecto que juega en contra del mejoramiento de la seguridad social en el país es la cantidad de cajas de jubilaciones y pensiones existentes, ocho en total, con muy poca cantidad de aportantes, lo que “fragmenta” el sistema. Precisó que se necesita un programa de seguridad social que contemple a los adultos mayores, aumente la tasa de cotizantes e incluya a los trabajadores independientes. Agregó que uno de los desafíos es ampliar la cantidad de cotizantes, desarrollar un seguro de desempleo e incentivar a los trabajadores para que ingresen dentro del sistema.

Embed


Tecnología y libre elección de Caja
Para incluir a más personas dentro del sistema de protección social, Pedro Halley, gerente de Prestaciones Económicas del IPS, propuso disminuir la informalidad mediante el uso de la tecnología, que ayudará a combatir la evasión y la subdeclaración de parte de las patronales.
“No puede ser que a esta altura del siglo XXI, nuestras bases de datos sigan sin estar unificadas, tanto entre instituciones públicas y privadas”, expresó.
En segundo término propuso aumentar la cantidad de población protegida mediante la apertura de las cajas fiscales a la población en general, dentro de un esquema de libre elección y de competitividad. “A qué me refiero con esto, que las cajas profesionales de ANDE, bancos, Itaipú, parlamentarias, no pueden crecer más allá de sus colectivos cautivos establecido por la ley, consecuentemente, siempre la adecuación entre activo y pasivo se va desequilibrando en el sentido de que su población activa permanece relativamente estable en el tiempo, pero sus pasivos crecen continuamente y para peor porque cada vez viven más los jubilados, lo que produce un desequilibrio terminal entre sus activos y pasivos”, explicó Halley.

Dejá tu comentario