25 abr. 2024

Sin aumento del gasoil, Cetrapam anuncia paro para subir el pasaje

La medida del gremio es por dos días y está marcada para el 8 de marzo. El Viceministerio de Transporte descarta un incremento si no varió el precio del gasoil y no tolerará chantaje.

El gremio de transportistas Cetrapam, que ayer fue de nuevo uno de los sectores más repudiados en redes sociales, dejó picando la amenaza de dejar sin servicio a la ciudadanía durante 48 horas, como medida de presión para que se reajuste el precio del pasaje. Esto, pese a que desde el sector privado de combustibles confirmaron que no aumentarán este mes el gasoil común que utiliza el transporte público.

El Viceministerio de Transporte, dependiente del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), recibió ayer una nota oficial firmada por el presidente de Cetrapam, César Ruiz Díaz, a través de la cual comunican que sus asociados decidieron “ejercer el derecho al paro de todas las empresas agremiadas por el término de 48 horas, a partir de las 00:00 del lunes 8 de marzo”. Designa como negociadores a Ruiz Díaz, Alejandro Castorin, Mauricio Vasconcellos y Julio Benítez.

En la presentación, comentan que durante la asamblea del 24 de febrero pasado se abordó como único tema la problemática que surge con la suba del diésel por parte de los emblemas que distribuyen el combustible, “que genera un alto costo de operación a las empresas de transporte público, sin que exista en contrapartida el correspondiente ajuste del precio del pasaje”.

Cetrapam argumenta también que las empresas asociadas vienen cobrando como tarifa del pasaje un estimado realizado por el Viceministerio, resultante del cálculo equivalente a 638 pasajeros transportados por bus-día en el servicio convencional y 407 pasajeros en el servicio diferencial.

Agrega: “Sin embargo, con la entrada en vigencia del billetaje electrónico se pudo corroborar que, el cálculo conforme a los datos que arroja el billetaje, solamente se transportan entre 310 y 330 pasajeros por vehículo por día, generando la imposibilidad material de seguir prestando el servicio en condiciones competitivas”.

A partir de estos datos, el gremio considera que se debe establecer un reajuste “como consecuencia de que el IPC tuvo una variación a la baja que ha generado un desequilibrio económico-financiero en el 100% del sistema”.

Afirma que al no existir una solución por parte del Estado respecto a los reclamos realizados por el gremio sobre esta situación, “por unanimidad, los miembros consideran ejercer su derecho constitucional al paro”.

INVARIABLE. Si bien el lunes se anunció que los emblemas privados también aumentarán el gasoil al transporte público, ayer comunicaron de nuevo que no habrá variación.

Sin embargo, aún así, Cetrapam presentó su nota de anuncio del paro y reclama la suba del pasaje. Mientras, la ciudadanía ya hizo sentir su rechazo a esta medida de los transportistas.

Emblemas dicen que no habrá suba del combustible
El presidente del emblema Copetrol, Blas Zapag, confirmó ayer que el sector privado no subirá el precio del gasoil que utiliza el transporte público.
Las empresas de transporte del área metropolitana tienen contratos de provisión con emblemas del sector privado, no así con la estatal Petropar que no aumentó su precio del gasoil común.
De hecho, se habían comprometido con el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) a no aumentar todo este mes de marzo el precio del diesel para el transporte. Para los demás sí rige un incremento de G. 400 por litro.
“Mantendremos los precios durante marzo a las empresas de transporte público, mientras buscamos una solución de fondo. Deberían consultar con sus proveedores y no tendrán aumento”, aseveró el nombrado empresario.

4.530 guaraníes es el precio del gasoil común para el transporte público y que los emblemas dicen que no subió.

2.300 guaraníes es el precio actual del pasaje del servicio convencional del transporte y G. 3.400 el del diferencial.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.