Economía

SET intima a G5Pro por indicios de evasión vinculados a megaconcierto

Fisco abrió fiscalización a empresa que organizó el show de Bad Bunny el viernes, por falta de pago de varios impuestos. Emplazada tiene tres días para remitir documentos o será sancionada. 

La Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) resolvió ayer intimar a la empresa Nightlife Company SA, más conocida como G5Pro, cuyo CEO es Rodrigo Coto Nogues.

La Administración Tributaria detectó indicios de evasión vinculados al megaconcierto de Bad Bunny, organizado por la empresa emplazada. Se estima que el evento realizado el viernes reunió a unas 50.000 personas en La Nueva Olla.

Específicamente, se sospecha de falta de pago de varios gravámenes. Por un lado, la organizadora debió retener al cantante internacional el 15% de sus honorarios profesionales en concepto del impuesto a la renta de no residentes (INR), en forma de pago único y definitivo. Sin embargo, pese a que el artista ya actuó y se supone que cobró por ello, G5Pro no registró ningún pago por retención al Fisco.

Por otro lado, la venta de las entradas está sujeta al impuesto al valor agregado (IVA), aunque tampoco se registran pagos por este concepto a meses de haberse iniciado su comercialización masiva.

La SET requirió a la compañía de eventos el contrato de prestación de servicios del artista internacional y su equipo, la factura por esa prestación de servicios, los comprobantes de forma de pago y los comprobantes de retención realizados a los mismos.

Asimismo, solicitó las facturas de los servicios contratados desde el exterior, los comprobantes de la forma de pago y de retención de dichos servicios adjudicados desde el exterior.

La Administración Tributaria emplazó por tres días a la firma investigada para que provea estos documentos. A renglón seguido, advierte que, el incumplimiento de lo solicitado en tiempo y forma, dará lugar a la aplicación de las sanciones previstas en la legislación vigente.

Quejas. Tras el esperado concierto del cantante Bad Bunny en Paraguay, realizado en la noche de este viernes, varios fanáticos manifestaron un descontento generalizado y mucha frustración por la pésima organización.

Largas filas para el ingreso, el nulo control de seguridad en el acceso y el colapso en la capacidad del estadio, supuestamente a causa de una sobreventa, fueron los cuestionamientos más escuchados.

Asimismo, la Dirección contra Hechos Punibles, Económicos y Financieros de la Policía Nacional estima que unas 5.000 personas fueron estafadas con entradas falsas para el concierto.

En este caso, la empresa encargada de la venta es Ticketea, pero las estafas con las entradas falsas se registraron con la compra a través de revendedores.

La Policía cree que el esquema habría recaudado alrededor de G. 2.000 millones tras el evento, según las denuncias, considerando que los costos de las entradas iban de G. 250.000 hasta los G. 3.000.000.

Se recuperaron impuestos por más de USD 100 millones

Según las estadísticas oficiales, la SET ha fiscalizado a 4.872 contribuyentes entre enero y setiembre.

Los principales hallazgos de ese seguimiento tienen que ver justamente con retenciones no abonadas o no declaradas, además de inconsistencias en las declaraciones juradas, omisiones en las liquidaciones y créditos sin sustento documental, entre otros.

Los datos indican que, de esos 4.872 aportantes notificados, 2.105 han regularizado su situación, lo que le permitió al Fisco paraguayo recuperar G. 750.453 millones (USD 106 millones al tipo de cambio actual). Además, se han emitido 342 certificados de deuda tributaria.

Dejá tu comentario