Interior

Sequía recrudece bajante del río en el Sur

 El descenso del río Paraguay fue de casi un metro en 26 días. Los niveles dificultan a los buques navegar aguas arriba de Pilar.

En el puerto de Pilar la escala hidrométrica marca un nivel de 0,87 cm del río Paraguay, con un descenso de 1 cm. El 1 de setiembre, la altura del río era de 1,72 m, en solo cuatro semanas el descenso fue abrupto, casi un metro menos, según los datos de la Dirección de Meteorología e Hidrología.

La sequía se acentúa en el Sur. El Gobierno Nacional declaró “estado de emergencia hidrológica en los ríos Paraná y Paraguay por la avanzada bajante que representa dificultades en la navegación y para el comercio exterior paraguayo, según el Decreto 4084.

Los buques que navegan deben sortear numerosos inconvenientes para aproximarse a los puertos cercanos a Asunción. La tendencia aparentemente es que las aguas bajen aún más, debido a la escasez de precipitaciones, lo que posicionará a los puertos de la capital como sitios estratégicos para el comercio exterior.

“La bajante del río Paraguay es una limitante, lo que afecta a la provisión de cemento y agua potable”, manifestó el ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens, tras su paso por el Departamento de Ñeembucú.

En Pilar, los lugareños manifiestan que la bajante del río provoca numerosos inconvenientes para la navegación. Asimismo, la pesca comercial es prácticamente nula, manifestaron los pescadores.

La toma de agua en Pilar por ahora no representa inconvenientes, la aguatera estatal continúa con la provisión normal del líquido a los usuarios, con una sequía campante.

PLAN DE CONTINGENCIA. De continuar el estiaje se activarían los dos puertos que cuenta la capital del Departamento de Ñeembucú, indicó el ministro Wiens. Comentó que en el kilómetro 1.300 se tiene un paso crítico, lugar conocido como Paso Queso.

El responsable de Obras Públicas señaló que para optimizar el paso de los navíos se procederá a dragar el lugar.

Manifestó que esta tarea insumiría dos días, el lugar complicado se encuentra aguas abajo de Puerto Bermejo, Argentina, y a 29 km de Pilar. En la actualidad, Paso Queso está con ocho pies, con la profundización se llegaría a diez, indicó. Fue categórico que con esta emergencia hidrológica se podría por lo menos llegar a los puestos de Pilar.

En contrapartida al gran descenso de las aguas, este hecho da oportunidad a que los trabajos de refulado de arena extraída de lecho del río para la defensa costera continúe sin contratiempos, acelerando los tiempos para que la ciudad cuente con su ansiada costanera.

PANORAMA. En las últimas semanas, las aguas del río Paraguay han tenido un ritmo de bajante más pronunciado en el puerto de esta ciudad. Los niveles actuales dificultan a los buques navegar aguas arriba de Pilar con mucho calado. Ante este panorama, la Prefectura General Naval emitió una recomendación a los navegantes con algunos puntos a tener en cuenta.

Así, de nuevo surgen las dificultades en la navegación del río. Este nivel de bajante pone en alerta a las navieras. En el puerto de la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP), la actividad aún es nula. El puerto privado Caacupemí-Pilar muestra otra faceta. En este lugar se nota un mayor despliegue.


¿Qué dice el decreto de emergencia?
La disposición establece que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) se encargue de realizar los “procedimientos y las gestiones necesarios, a fin de mantener las condiciones de navegación”. Debido a la bajante, el Gobierno Nacional declaró estado de emergencia hidrológica en los ríos Paraguay y Paraná.


La bajante del río Paraguay es una limitante, lo que afecta a la provisión de cemento y agua potable.
Arnoldo Wiens,
ministro de Obras..

La cifra
26
días bastaron para que el nivel del río Paraguay, a la altura de Pilar, descienda casi un metro en medio de la acuciante sequía que afronta el Departamento de Ñeembucú.

Dejá tu comentario