24 feb. 2024

Senador amenaza con una denuncia penal contra el defensor del Pueblo

Carlos Filizzola hizo referencia a las denuncias que pesan contra Miguel Godoy, y la presentación del libelo acusatorio. Remarcó que espera que Diputados tramite el juicio político y pase al Senado.

El senador del Frente Guasu y titular de la Comisión de Equidad y Género insistió, durante la sesión de la Cámara Alta ayer, que el defensor del Pueblo, Miguel Godoy, debe ser removido del cargo.

Además, amenazó que en caso de que no prospere el juicio político en la Cámara de Diputados estarían presentando una denuncia penal en su contra, pero que no permitirán que termine en oparei.

“En la sesión anterior había manifestado las denuncias con relación al defensor del Pueblo de parte de muchas mujeres, con video ilustrativo, sobre la violencia que existe en esa institución, laboral, sicológica, telemática”, refirió.

Trajo a colación que se acercaron tanto funcionarias como ex funcionarias, que fueron removidas injustamente.

“Lo que quiero mencionar es que le estamos dando seguimiento al caso. Nos comprometimos con las personas que denuncian, que son amenazadas”, manifestó.

“El seguimiento está haciendo que vaya por buen camino. Desde ayer (por miércoles) hay una presentación del inicio del pedido de juicio político”, señaló.

“Se han presentado dos pedidos en la Cámara de Diputados. Entra el libelo acusatorio. Hay más de 50 denuncias que hacen con relación al defensor del Pueblo, no solamente violencia contra la mujer, acoso laboral”, dijo.

“También uso indebido de fondos de la institución, que tienen que ver con objeción de conciencia; irregularidades en el manejo de la Defensoría del Pueblo”, sostuvo.

“Con esta intervención, lo que quiero hacer es que los diputados le den curso favorable a este inicio, luego que llegue aquí (al Senado) hagamos lo propio”, remarcó.

“Esa persona no puede estar ocupando tan alto cargo y haciendo daño, sobre todo, a funcionarias, y también a otras personas”, consideró.

Cuestionó, una vez más, que Godoy se pasa “violando sistemáticamente los derechos humanos, por los cuales él debería luchar. Hace todo lo contrario”, increpó.

“Fue denunciado por múltiples irregularidades. Es hora de que sea removido de su cargo”, insistió el senador.

“Vamos a seguir en contacto para que prospere la acusación en Diputados y removerle del cargo”, indicó.

“No tiene posibilidad, no va a cambiar, es más se profundizan las irregularidades y el maltrato a las mujeres”, enfatizó Filizzola.

“De no prosperar, hemos hablado en Equidad, que podríamos presentar una denuncia a la Justicia Ordinaria para que no quede impune”, dijo.

“Adelantamos que de no prosperar, vamos a hacer una denuncia penal, varios senadores, en contra del defensor del Pueblo, que debe ser despojado de sus fueros. Lo que no vamos a hacer es que termine en el oparei”, reiteró.

DOSSIER. En la Comisión de Derechos Humanos del Senado incluso elaboraron un dossier con 500 páginas de denuncias contra Godoy.

Desde el 2017, en su anterior periodo, ya se presentaron casos de desvinculaciones irregulares de funcionarios antiguos, sin sumario previo.

En el 2019, incluso el propio defensor adjunto Carlos Vera Bordaberry lo había denunciado y solicitó juicio político por la destitución de 30 funcionarios permanentes.

Este año, además, de este tipo de casos, se sumó el cobro a objetores de conciencia, lo que se considera como usurpación de funciones públicas.

Hay más de 50 denuncias, no solamente violencia y acoso laboral, sino uso indebido de fondos de la institución.

Si no prospera, podríamos presentar una denuncia a la Justicia ordinaria para que no quede impune.

Carlos Filizzola,

senador del Frente Guasu.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.