Economía

Senado rechaza intento de contraer más deudas para ampliar el Fogapy

Senadores dicen que el Ejecutivo ya tiene habilitado fondos de préstamos para cubrir el apoyo a mipymes y extenderla a grandes empresas. Eliminaron autorización en el proyecto a más deudas.

La Cámara de Senadores rechazó la intención del Ejecutivo de recurrir a nuevos créditos para la ampliación del Fondo de Garantías para Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Fogapy), como también para que sean beneficiadas grandes empresas. Los senadores sentaron postura de que hay recursos disponibles aprobados con la ley de emergencia para el efecto. Lanzaron duras críticas a los bancos de tratar de asegurar solo sus intereses y lucros y no ayudar en esta crisis.

El Senado trató ayer en sesión online el proyecto de ley, con media sanción de Diputados, que modifica varios artículos de la ley 5628 que crea el Fogapy.

El senador colorado y vocero de la comisión de Hacienda, Silvio Ovelar, dijo que este proyecto propone extender la cobertura de los fondos de garantías a otros sectores productivos, no solo a las mipymes, para agilizar la concesión de créditos a los sectores vulnerables. También mencionó que autoriza la contratación de un crédito del FMI por 276 millones dólares para el citado efecto. Este fue uno de los puntos centrales del debate en la sesión.

A su turno, el senador Stephan Rasmussen, de Patria Querida, explicó que se generó el temor de que con la ampliación a grandes empresas éstas lleguen a absorber la mayor parte del fondeo.

El legislador colorado Sergio Godoy sostuvo que eran conscientes de la necesidad de las mipymes, pero si ya los fondos están disponibles en la ley de emergencia “para qué contraer nuevos empréstitos y porqué no utilizar lo que ya está disponible”. También consideró inconstitucional el proyecto, a partir de que si se requería de un acuerdo para el nuevo crédito debió tener inicio en el Senado.

A esta postura se sumaron los senadores del Frente Guasu, Jorge Querey, Esperanza Martínez y Carlos Filizzola.

Desirée Masi, del PDP, cuestionó a los bancos y financieras que en esta crisis solo están priorizando a sus clientes VIP, pese a que ya se les otorgó mayores garantías para otorgar créditos a los pequeños. También atacó la excesiva burocracia y requisitos para desembolsar los créditos a micro y pequeñas empresas.

El senador colorado Enrique Bacchetta manifestó que resulta inconcebible volver a establecer un nuevo crédito cuando ya se autorizaron USD 1.600 millones.

Querey, por su parte, alertó sobre el elevado endeudamiento y que a esto hay que sumarle el déficit fiscal del 6% del PIB para el 2020. “Estamos hablando de 2.400 millones de dólares y estamos dentro de un sistema de finanzas del Estado donde hay asalto a mano armada y garantizando a los grandes capitales de estos bancos que largamente han lucrado”. En el tratamiento en particular, la mayoría casi sin oposición aprobó eliminar la autorización de contraer más deudas. El proyecto volverá a Diputados. Si ratifica lo que aprobó, será el Senado el que tenga la decisión final.


“Créditos aprobados están atados”
El ministro de Hacienda, Benigno López, sostuvo ayer que la decisión del Senado de eliminar la posibilidad de obtener más créditos significa que ya no se tendrá fondeo adicional para fortalecer a las pymes y mipymes.
Sobre el argumento de los senadores de que ya hay fondos aprobados con la ley de emergencia, indicó que esos recursos ya están atados a gastos preestablecidos. “Por eso era necesario ese crédito adicional si en verdad queremos salir de esta crisis relativamente bien”, aseveró.
López sostuvo que con la decisión de la Cámara Alta ya no se tendrá fondeo para viviendas, ya que el Fogapy tenía pensado un plan para garantizar créditos a ese sector.
Igualmente, afirmó que no “habrá más garantías que las que ya hay; un poco mas de 100 millones de dólares para Fogapy y 100 millones para la fiducia”. Afirmó que el hecho de que no haya más fondos para garantizar más créditos implica que se va agotar. Dijo que hoy se tiene garantías para créditos hasta USD 500 millones, cuando que el mercado es un poco más USD 1.000 millones.

Dejá tu comentario