Deportes

Se terminó la paciencia

Desde Argentina Antony Silva y Junior Alonso remarcaron a FALG el reclamo al Gobierno para que los dejen retornar. Los futbolistas no pueden volver, viven molestosa situación y hablan de privilegios para "gente de la política".

Desde Buenos Aires, Antony Silva y Junior Alonso dialogaron ayer con Fútbol a lo Grande (1080 AM) acerca del inconveniente bastante prolongado ya de no poder regresar al país, en medio de la crisis por el coronavirus.

Silva, golero de Huracán, refirió: “Se terminó la paciencia, ayer después de lo que pasó con la gente de la política en el interior te saca. Hay gente que impunemente hace lo que quiere y el Gobierno no hace nada. Por derecho y por ley nosotros debemos estar en el país”. El portero hizo referencia al intendente de Pedro Juan Caballero, José Acevedo, quien el domingo cruzó a Brasil y luego volvió sin problema.

“Es una situación que nos compete a todos. Hay gente que no puede hablar y está esperando hace tiempo poder volver y el Gobierno elige qué gente va a entrar y qué no”. Agregó que “ese privilegio lo tienen solo algunos, el otro día entró alguien de Estados Unidos y la situación ya es molestosa e incómoda, es bastante preocupante”.

Analizando el momento, Antony expuso: “Hace un mes nos contestaron que no estamos en estado vulnerable y eso se entiende en ese momento, no sé si es discriminación, pero se ven situaciones diferentes que pasaron con otras personas. Nosotros, que podemos costear, no podemos volver. Imaginate lo que es con otra gente que no tiene esos recursos”.

HURACÁN. Con respecto a su situación con su club, el arquero explicó: “El caso de Huracán es especial, de 30 jugadores se les pagó a 17, hay atrasos de dinero, no se cumplieron los convenios y hasta hoy no hay respuesta. Hay un tiempo determinado para la respuesta y creo que tiene que ser esta semana. La fase 2 ya es la liberación del pase”.

CLARO. A su vez, el futbolista de Boca Junior Alonso enfatizó: “Todo tiene un tiempo y un límite, el club ya no me paga hace tiempo y las determinaciones ya no pasan por lo deportivo. Hoy lo único que importa es mi familia y el único lugar donde puedo estar bien es en mi país”.

“La posibilidad de volver (a Asunción) ya lo planteamos hace un mes, conversamos con el dueño de un hotel y nos dijo que teníamos la autorización de ingresar a su recinto con la venia del Gobierno. Tenemos la intención de hacer las cosas bien y solventar nuestros gastos”, expuso el defensor paraguayo, hablando en nombre también de otros jugadores que militan en el fútbol argentino. Agregó que “nos pusimos a disposición pensando en la situación del país, que el dinero que se iba a gastar en nosotros se gaste por gente que verdaderamente necesita por el momento crítico de la economía”.

Alonso además refirió acerca de los trámites que ya están en proceso: “Estamos haciendo las cosas de forma legal, gestionando las documentaciones con la Embajada, aclarando que vamos a movernos cada uno en nuestros vehículos. Haciendo todos los trámites, quedó en que el Estado debe responder, a partir de ahí tenemos que gestionar los permisos especiales con el Gobierno argentino para trasladarnos hasta la frontera”.

Con relación a la normalización del fútbol, el central xeneize expuso: “No hay fecha, eso lo maneja el Gobierno, tendrá que ver cómo evoluciona el pico de contagiados. La situación del fútbol es igual en todos los países”.

RESPONSABLE. “Lo que queremos es poder volver al país, cumplir con la cuarentena, nos sentimos con la obligación moral por ser personas públicas de hacer las cosas como se deben”, remarcó el ex Cerro Porteño sumando que “me aislé después del juego con Godoy Cruz el 14 de marzo, estoy solo y encerrado hace 70 días; mi señora y mis hijos ya viajaron a Paraguay en ese tiempo, solo salgo al supermercado que está a 500 metros”.

Más reflexivo el zurdo puntualizó que “por la familia uno aguanta solo, sin problema, pero pensando en los hijos ya es otra historia. Tenemos el mismo derecho que cualquier persona, y no podemos esperar la vacuna para volver, no tiene sentido”.

Albergues están sobrepasados y existe una larga lista de espera

El ministro del Interior, Euclides Acevedo, en charla con Radio Monumental 1080 AM confirmó que hay una lista de espera de 1.500 connacionales que deben ingresar desde Argentina. Estos están inscriptos en el Consulado paraguayo en ese país, como la primera prioridad.

“Nuestro gran problema es que nuestros albergues están siendo insuficientes para la gran cantidad de paraguayos que van a venir y siguen viniendo. Nuestros albergues están casi colapsados por los paraguayos que vienen desde Brasil”, expresó Acevedo en el programa Mina a la Tarde.

Además, la previsión que maneja el Ministerio del Interior es que más de 25 mil paraguayos retornen solamente desde Argentina, todos sin excepción deberán someterse a la cuarentena.

“El problema logístico que tenemos es importante, por eso que debemos reunirnos con el ministro de Salud para realizar una planificación ordenada sin descuidar ni un milímetro de las medidas sanitarias fronterizas”, enfatizó Acevedo en la conversación.

El ministro Federico González, de la Cancillería, había expresado que la prioridad la tendrían los connacionales con escasos recursos para el ingreso ordenado a los albergues.

Dejá tu comentario