Deportes

Se le escapó sobre el final

 

Cerro Porteño desperdició la chance de mantener mayor distancia en la parte alta del Clausura, al igualar con Guaireña por 2 a 2.

El Ciclón tuvo todo para quedarse con un triunfo, pero aparecieron los fantasmas de juegos pasados (como ante Guaraní y Gral. Caballero), cediendo el empate en la última acción del compromiso.

En la primera parte el Ciclón tuvo mayor dinámica, al buscar conexiones con los extremos, con Federico Carrizo emergiendo como conductor. El Azulgrana tuvo buena profundidad, pero careció de precisión en los últimos toques.

Si bien Fernando Romero ofreció mucha lucha, no estuvo fino en la definición, desperdiciando las mejores acciones que generaron la sociedad entre Carrizo y Samudio, los que manejaron el frente de ataque.

En la complementaria, la fuerza del Azulgrana mermó con la salida de Espínola y el retroceso de Giménez, por lo que permitió un crecimiento de su rival, que tuvo decisiones acertadas para variar, emparejando fuerzas.

Sobre el final, con un Cerro jugado en ofensiva, puso toda su artillería, encontrando el gol con un formidable cabezazo de Marcelo Moreno Martins, pero la alegría duró poco. De la galera, Guaireña sacó una acción en ataque en la que combinó velocidad y precisión en donde destacaron la astucia de Maciel, la calidad de Godoy, la sapiencia de Paniagua y el oportunismo de Lautaro Comas, que en su primer contacto con el esférico decretó el empate que silenció lo que parecía una fiesta en el barrio.


Cerro Porteño no resistió y cedió un empate ante Guaireña por 2-2.

Dejá tu comentario