21 feb. 2024

Sancionan ley para Petropar, pero bajas se darían recién en 40 días

La Cámara de Diputados sancionó ayer el proyecto de ley que habilita a la estatal a comprar sin intermediarios. En Petropar señalan que es difícil que los precios bajen antes de 40 o 50 días.

Una mayoría de diputados de las distintas bancadas de la Cámara Baja sancionó ayer el proyecto de ley que habilita a Petropar a comprar derivados del petróleo sin intermediarios. Desde la estatal reiteran que esto no incidirá de inmediato en la baja de precios.

Luego de un extenso debate, donde algunos legisladores de la oposición expresaron su rechazo al proyecto de ley y con críticas a la gestión y continuidad de Denis Lichi al frente de la empresa, el proyecto de ley tuvo apoyo de la mayoría y fue aprobado como llegó del Senado.

Ahora se aguarda que sea promulgado por el presidente Mario Abdo Benítez y entre en vigencia. Los camioneros celebraron la sanción, pero seguirán expectantes para que el Congreso rechace el proyecto de ley Riera, que criminaliza las protestas y también que se esclarezca el proceso de cinco dirigentes gremiales procesados por supuesta extorsión.

Lichi reiteró ayer a radio Monumental AM 1080 que “antes de 40 o 50 días es difícil que baje el precio del combustible) porque no va a llegar por más de que tengamos compra inmediata”.

DEBATE. En cuanto al debate en el plenario, de los diputados liberales Édgar Acosta, Enrique Buzarquis y Celso Kennedy, los dos primeros manifestaron su apoyo a la aprobación. Kennedy, por su parte, pidió que sea derivado nuevamente a comisión para un mejor estudio. Advirtió que dejaba libre de control a Petropar para las compras, en razón de que ya no estará sujeta a la ley de Contrataciones 2051 y también expresó sus dudas sobre la posible baja de precios.

Buzarquis también señaló que debían ser sinceros ante la ciudadanía y decir que esta ley no va a solucionar el problema de los precios y que para esto deberían apuntar a la eliminación del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) y se cobre solo el IVA.

A su turno, la senadora encuentrista Kattya González, cuestionó las improvisaciones legislativas con leyes parches como está ocurriendo en este caso. Recordó que Lichi había hecho gestión por la ley del subsidio que primero entró en vigencia y luego fue derogada. Apuntó que es inentendible porque ahora habla de que sin intermediación bajará G. 400 el precio. “El problema de Petropar no se va a solucionar con esta ley, sino cuando no haya más planilleros y conflicto de intereses entre ser órgano rector y al mismo tiempo competidor en el mercado. Mientras la ANR gobierne en este país no va a solucionar la corrupción y la suba de los combustibles. Todo está ligada a la claque colorada”, sentenció.

Los diputados de Patria Querida, Rocío Vallejo y Sebastián García, también se despacharon con críticas a la forma de legislar en torno a una empresa con antecedentes de escándalos de corrupción. Por otra parte, colorados oficialistas y cartistas manifestaron su apoyo al proyecto.


Camioneros esperan reducción
El asesor legal de la Federación de Camioneros, Isaías Acosta, dijo ayer que estaban conformes con la sanción de la ley que elimina la intermediación en las compras de Petropar. Indicó que ahora esperan la promulgación y aseguró que esta herramienta legal sí va a incidir en una baja importante de los combustibles.
Sostuvo que este es uno de los reclamos del sector y que ahora también van a insistir que se concrete el rechazo del proyecto de ley del senador Enrique Riera que plantea criminalizar las manifestaciones ciudadanas y también que se esclarezca el proceso de cinco compañeros que están procesados y detenidos por un supuesto hecho de extorsión. Sobre este punto, indicó que hay situaciones llamativas en el desarrollo procesal y las pruebas.
Acosta dijo que van a quedar en “cuarto intermedio” hasta tanto se concreten todas las reivindicaciones. Asimismo, afirmó que “es mentira que con la ley Petropar no va a bajar y nosotros sabemos y decimos categóricamente que si va a bajar”.


Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.