04 mar. 2024

Rock in Río delira con Justin Bieber en la jornada más pop del festival

En la jornada más pop de Rock In Río, Justin Bieber, la estrella de la noche, enloqueció a su público este domingo con un concierto que mostró la fase más madura del artista y en la que donde también dejó ver su lado activista.

BRAZAIL-MUSIC-ROCK IN RIO_36934839.jpg

Cargado de energía abrió el concierto con Somebody y un espectáculo pirotécnico que se repitió durante varias veces en el escenario. Foto: AFP.

El canadiense de 28 años, un fenómeno en Brasil y quien agotó las entradas para el festival de Río de Janeiro en tan solo 15 minutos, cautivó a sus seguidores este domingo con varios temas de su más reciente disco Justice.

En medio del frío de la noche y ya sin la lluvia que acompañó parte de la tarde las presentaciones de este domingo, Bieber apareció en el escenario con una gorra de lana fucsia, gafas oscuras y una chaqueta de plumas que no tardó en quitarse, junto con la camiseta, hasta quedar con el torso desnudo y con su rostro completamente visible.

Cargado de energía abrió el concierto con Somebody y un espectáculo pirotécnico que se repitió durante varias veces en el escenario.

El artista superó las expectativas de sus aficionados que esperaban una presentación menos dinámica y más corta tras la reciente parálisis facial que sufrió y que le obligó a cancelar varias de sus conciertos de su más reciente gira.

Aunque su repertorio tenía varios temas de su más reciente producción, entre las que sobresalieron Holy y Anyone, el canadiense complació a los fanáticos con varios de sus éxitos más escuchados en Brasil y que el público cantó efusivamente, como Baby, Sorry y What do you mean.

Después de las tres primeras canciones Bieber saludó a su público. "¿Río, cómo están ustedes hoy? Estoy muy feliz de estar aquí”, dijo, mientras era fuertemente ovacionado.

Uno de los momentos más emocionantes de la presentación del canadiense se dio cuando interpretó un acústico de Swap it Out, acompañado solo por guitarra.

Pop, rock y recuerdos

En el principal palco del festival, pasaron otros artistas pop como Demi Lovato que interpretó varios temas de su más reciente disco, Holy fuck, en una nueva faceta rockera de la artista, una presentación que bien podía haber hecho parte de la jornada metalera del primer día de Rock in Río, junto con Iron Maiden.

La que fuera cantante de Disney en sus inicios ahora interpreta temas sobre masturbación y religión, con estridentes guitarras y potentes bajos, aunque mantuvo en el repertorio parte de sus éxitos más pop y cerró su presentación con Happy ending y Cool for the summer, en versión roquera.

Este domingo, Bob Marley fue una estrella muy recordada en Rock In Río y su canción No woman no cry fue interpretada por la brasileña Isa, junto con su madre acompañándola en el piano, y por Gilberto Gil, que encantó a los asistentes con su propia versión del tema.

Rock in Río, considerado el evento musical y de entretenimiento más grande del mundo, ha ofrecido en 37 años de vida 21 ediciones en Río, Lisboa, Madrid y Las Vegas, a las que han asistido más de 10 millones de espectadores.

La actual edición, que se realiza nuevamente en Río de Janeiro, ciudad en la que nació en 1985, contará con cuatro jornadas adicionales la próxima semana ( 8, 9, 10 y 11 de setiembre) en las que se presentarán bandas como Coldplay, Greenday, Guns n’ Roses, Dua Lipa, Fall out boy, Camila Cabello y Avril Lavigne, entre otros.

Más contenido de esta sección
Un gran revuelo causaron las imágenes de los actores Aislinn Derbez y Mauricio Ochmann tomados de la mano, caminando por las calles de Madrid.
La película nominada a los premios Óscar, Oppenheimer, con casi USD 1.000 millones en taquilla, no sólo llenó los bolsillos de los ejecutivos de Hollywood, también trajo ganancias inesperadas a la discreta comunidad de Los Álamos.
Con un Jockey repleto, el cantante y compositor español Alejandro Sanz hizo vibrar a sus fans con sus icónicas baladas. El artista sorprendió con la participación de la Orquesta H2O Sonidos del agua, quienes acompañaron con dos temas muy conocidos. Por Beta Samaniego.
El 70° aniversario de la primera edición de El trueno entre las hojas de Augusto Roa Bastos, escritor y ganador del Premio Cervantes de 1989, se celebró en Lisboa, Portugal.
Fiona McArthur, es una chocolatera de un pequeño puerto escocés, a quien un día le pidieron, de forma inesperada, que hiciera dulces para la ceremonia de los Óscar en Los Ángeles. Su historia que podría inspirar una película.
En total secreto el director Christopher Nolan reconstruyó la réplica del pueblo, a escala real, lo que le permitió a Nolan filmar desde cualquier ángulo en todo momento.