Política

Rivas operó para blanquear a su esposa y quiso renunciar a su banca

Utilizando sus influencias de diputado pudo convencer a los concejales de Ybycuí para encaminar la aprobación del balance de María del Carmen Benítez, quien ya se preparaba para reemplazarlo.

Acorralado por los tiempos procesales por el caso caseros de oro, el diputado de Honor Colorado Tomás Rivas comunicó sobre su plan de renunciar a su banca para dejar en su lugar a su esposa, María del Carmen Benítez, intendenta de la ciudad de Ybycuí, Departamento de Paraguarí, y presidenta de la Organización Paraguaya de Cooperación Intermunicipal (Opaci).

En un audio al que pudo acceder Última Hora, se puede escuchar al legislador conversando con su equipo político, entre ellos ediles, a quienes alerta sobre su retiro para que resuelvan a quién colocar al frente de la Comuna, atendiendo las diversas denuncias de irregularidades que pesan sobre la gestión de la intendenta.

Embed

“Es bueno que ustedes manejen que en un 99%, así como están las cosas, (es posible que) María del Carmen (Benítez) deje la Municipalidad, porque yo probablemente voy a renunciar a mi banca; entonces, todo eso depende de la situación de Miguel Cuevas. Si Miguel Cuevas llega a faltar a tres sesiones, en ese ínterin, más o menos el 5 o 6 de abril, o puede ser el 10 también, se fija mi audiencia preliminar y yo pienso renunciar ya para esa fecha, y sí o sí se le va a tener que llamar a ella (María del Carmen), y eso ustedes tienen que ver, qué situación, qué deciden”, manifiesta el parlamentario en el audio.

Pero la crisis por coronavirus salvó a Rivas del inicio de un juicio oral, ya que fueron suspendidas todas las audiencias, que en este caso ya se venían dilatando por las chicanas del diputado, acusado por supuestos hechos de estafa y cobro indebido de honorarios, donde la Fiscalía estimó un perjuicio patrimonial por G. 47 millones. En 2017, salió a luz que tres empleados particulares del legislador colorado figuraban como funcionarios de la Cámara Baja cobrando salarios sin asistir.

OPERATIVO BLANQUEO. Luego de que una mayoría de ocho contra cuatro en la Junta Municipal haya decidido solicitar en marzo pasado a la Contraloría una auditoría de los últimos cuatro años de gestión, la intendenta convocó a una audiencia pública para rendir cuentas, ya que su ejecución presupuestaria no había sido aprobada por falta de documentos. Esto molestó a los concejales, que alegaron que no era la vía.

Pero Rivas, según se revela en los audios, operó para volcar la posición de los ediles a su favor y al convocarse a una sesión extraordinaria para el tratamiento de la ejecución presupuestaria, no hubo cuórum y tuvo sanción ficta.


Así como están las cosas, es posible que María del Carmen deje la Municipalidad, porque yo probablemente voy a renunciar.

Pero los concejales cumplieron lo que prometieron, medianamente (sobre el acuerdo de aprobación del balance). Tomás Rivas, diputado colorado.

Eso nomás, diputado, lo que reclamamos, por lo menos tener algún documento para limpiarnos y, a la vez, a ustedes. Mary Soilán, concejala.



Ciudadanos piden auditoría
Un grupo de ciudadanos indignados de Ybycuí solicitó por medio de una nota que la Contraloría General de la República (CGR) lleve a cabo una auditoría de la gestión de la intendenta María del Carmen Benítez de los años 2015 al 2020, por sospechas de irregularidades como sobrefacturaciones y obras inexistentes.
Este grupo se sumó al pedido ya realizado por la Junta Municipal cuando rechazó la ejecución presupuestaria de la jefa comunal por no presentar suficientes documentos respaldatorios.
Cuestionaron la audiencia pública en la que Benítez pretendió presentar su balance, alegando que no hubo posibilidad de debatir y que no es la forma correspondiente de rendir cuentas. Fueron solicitados informes sobre desembolsos de los recursos de Fonacide, royalties y juegos de azar; ingreso de fondos propios de enero del 2019 hasta la fecha y cuentas bancarias habilitadas por la Municipalidad.

Dejá tu comentario