País

Regularizan superposición de carga horaria en Medicina UNA

 

De 1.200 profesores que se encontraban con carga horaria superpuesta en 2015, “ahora disminuyó a nueve”, afirmó Laurentino Barrios, decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción (FCM-UNA).

Refirió que, a instancias de la Secretaría de la Función Pública, notificó a un total de 93 profesores de la institución a regularizar su situación administrativa en Recursos Humanos de la facultad.

“El 90% ya regularizó su situación administrativa. Ninguno de ellos es planillero, faltaba aclarar su horario porque la Ley de la Función Pública para el pago exige esa disquisición de rubros”, apuntó.

Y como ejemplo puso el caso de un docente que a su vez es jefe de departamento en la FCM. “No puede decir que en un rubro está de 8.00 a 12.00, si de 8.00 a 10.00 enseña en aula. Esa parte administrativa es lo que faltaba aclarar su horario, porque la Función Pública exige esa disquisición de rubros”, insistió.

Indicó que a fin de este mes se terminará de regularizar esta especie de desorden administrativo que padece la facultad, al igual que muchas unidades académicas de la UNA.

Barrios refirió que entre los nueve docentes que faltan, si se resisten a regularizar su horario, divulgará sus nombres. Señaló que de a poco están ordenando la parte administrativa en la institución.

“Había en el 2015 1.200 casos, bajó a 93 y ahora disminuyó a nueve. La gente se da cuenta de que tiene que hacer como se debe”, señaló.

RESTRICCIÓN. A su vez, Barrios les emplazó a los profesores escalafonados y no docentes (auxiliares de la enseñanza) que tienen tres o más cargos a renunciar a algunos de ellos, en cumplimiento del Estatuto vigente que establece un tope de dos rubros por unidad académica. Eso fue lo que dictaminó la Dirección de Asuntos Jurídicos de la FCM, el 6 agosto último, teniendo como referencia el artículo 177 de dicha normativa universitaria que reglamenta el límite de cargos de los docentes escalafonados.

El plazo establecido para los profesores va hasta el 20 de noviembre.

“Se le da tiempo para que vea cuál le conviene más renunciar, pero son dos grupos diferentes”, contrapuso en referencia al caso de quienes tienen horarios superpuestos.

Dejá tu comentario