País

Recomiendan caminar para combatir estrés y ansiedad

ENCIERRO. Genera diferentes tipos de trastornos y se puede combatir con actividad física.

El doctor Carmelo González Doldán instó a las personas a realizar ejercicios físicos para contrarrestar los trastornos como la ansiedad y el estrés que causa el distanciamiento social por la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19).

Dijo que lo mejor que puede hacer el Ministerio de Salud Pública es dejarle a la gente hacer ejercicios unos 20 a 30 minutos, porque esto es crucial y sobre todo en esta situación. La caminata en la vereda, en la cuadra o en los parques y plazas cercanas a las viviendas es una actividad física que genera un montón de reacciones beneficiosas como la regulación desde el sueño y una sensación de alegría.

Esto, teniendo en cuenta que por la pandemia del coronavirus y el confinamiento durante la cuarentena muchas personas han experimentado episodios de pánico y ansiedad, trastornos de sueño, cuadros depresivos.

“El pánico es el verde oscuro de angustia, la ansiedad puede ser leve, mediana o extrema. Cuando la ansiedad es extrema es el ataque de pánico, es la sensación inminente de muerte con la sintomatología de sudoración, opresión en el pecho, falta de aire, hormigueos. Pasa muy mal esa persona”, dijo González Doldán a Monumental 1080 AM.

Comentó que actualmente, ante un cuadro de depresión, en la primera consulta los doctores preguntan al paciente si suele caminar o ejercitarse, y si dice no, se le receta un único remedio, que es tomar un horario que le quede bien y camine una hora al día. Se lo cita al mes. Eso es todo lo que se necesita incorporar, un sistema de ejercicio. El doctor González Doldán destacó la importancia de la salud mental y la correlación entre mente y cuerpo.

TERAPIA

Consultado sobre el mejor tratamiento para los enfermos de Covid-19, el doctor Carmelo González Doldán dijo que es hacer todo lo posible para que el paciente no llegue a terapia intensiva.

“Hay 400 tratamientos y si hay 400 es porque ninguno es válido. Todos están en prueba. Estamos en una emergencia y no hay tiempo de validar el rigor científico de los tratamientos, entonces cada país elige el protocolo que va a utilizar. Una vez que el paciente llega sin respirar lo más difícil es con el ventilador”, señaló.

Afirmó que el mal manejo de los parámetros del ventilador —en el menor descuido— puede hacer daño y quien lo manipule debe ser gente bien entrenada que conozca la fisiología y sintomatología pulmonar. No es sencillo. En las capacitaciones es imposible, es como estudiar medicina en cuatro meses, semanas”, aseguró el doctor.





Dejá tu comentario