País

Rechazaron proyecto del MEC porque “viola el derecho del niño”

 

Un centenar de padres de familias, activistas provida, se reunieron ayer bajo una copiosa lluvia frente a la Gobernación del Alto Paraná para sentar postura contra el Plan Nacional de Transformación Educativa, llevada adelante por el Ministerio de Educación.

Los manifestantes demostraron su desaprobación de la postura del Ministerio de Educación y Ciencias en llevar adelante el Plan, que es considerado como violatorio de la soberanía nacional, los derechos de los niños, principios y valores cristianos de las familias paraguayas.

Con carteles que rezan “No a la ideología de género”, “Los niños no se tocan”, “La patria potestad es de los padres”, “Cuidemos el diseño original de la familia”, “No al terrorismo LGBT en el Gobierno Paraguayo”. También se dirigieron frente al Centro Regional de Educación, donde se realizaba un taller de capacitación para docentes.

“Basta de hacernos sentir vergüenza por ser cristianos, basta de hacernos sentir vergüenza por querer cuidar a nuestros niños, basta de hacernos sentir ridículos, de llamarnos de retrógrados, de llamarnos de ignorantes, de llamarnos de criminales, adjetivos calificativos utilizados por este ministro de Educación Nicolás Zárate en estos días”, afirmó la concejala departamental Sandra Miranda, quien se sumó a los manifestantes.

POSTURA. La Junta Departamental a través de la resolución 63/2022, dictada hace unos días, instó al Ministerio de Educación y Ciencia al rechazo del Plan Nacional de la Transformación Educativa Paraguay 2040, así como un pedido al Congreso de la Nación a la derogación de la Ley 6659, que avala el convenio del Paraguay con la Unión Europea para la implementación del mencionado plan, acorde a los antecedentes.

“Dicha ley es la que baja la línea para que se dé este atropello constitucional, porque justamente vienen imposiciones que van contra la Constitución, contra nuestra ley vigente de Educación y contra la Ley de la Niñez y Adolescencia”, refirió la proyectista Sandra Miranda.

Los miembros de la Junta se reunieron con representantes de organizaciones sociales, iglesias Católica y Evangélica del Alto Paraná para tratar la resolución.

“El Alto Paraná es el primer departamento en el país en declararse Provida y Profamilia y hoy estamos recibiendo pedidos del modelo de nuestra resolución de otras juntas departamentales que van a tomar también postura”, afirmó Wilberto Cabañas, presidente del Legislativo.

Dejá tu comentario