Economía

Ratificación de multa de USD 21,5 millones hunde más a Acepar

 

La siderúrgica de Villa Hayes Acepar SA no para de sumar golpes en contra que alejan cada vez más la posibilidad de su reactivación. La Dirección Nacional de Aduanas (DNA) rechazó la apelación del resultado de un sumario por evasión y confirmó una multa de más de 128.000 millones de guaraníes (USD 21,5 millones) contra la siderúrgica. Acepar apeló esta resolución y ahora se dirime en el Tribunal de Cuentas.

Desde su privatización, que se inició en 1997 durante el gobierno de Juan Carlos Wasmosy, la acería arrastra una serie de procesos judiciales de distintos órdenes.

La vetusta planta industrial dejó de funcionar desde diciembre del año pasado, luego de otro intento fallido de reactivar su producción con inversores de la empresa china HCME y dejó sin trabajo a más de 500 personas.

Con la DNA, la empresa y el despachante de aduanas Carlos Eduardo Ayala Albertini Bittar volvieron a tener un revés en la apelación del resultado del sumario, que determinó una gran evasión con cargas de mineral de hierro.

De acuerdo con los antecedentes, el sumario se abrió luego de la denuncia hecha en el 2014 por un funcionario de Aduanas. En el mismo se refiere que entre los años 2010 y 2013 Acepar importó 95 millones de toneladas de mineral de hierro y manganeso distribuidos en 17 cargas, pero la siderúrgica no pagó los tributos aduaneros.

Esto motivó la apertura de un sumario que concluyó en el 2016 y estableció en principio una multa de 112.150 millones de guaraníes. El dictamen fue apelado, pero el actual titular de Aduanas, Julio Fernández, no hizo lugar y determinó que Acepar y el nombrado despachante deben pagar una multa de 128.784 millones de guaraníes. A su vez, remitió los antecedentes al Ministerio Público, al configurarse el hecho de contrabando.

TRIBUNAL. Según informaron en Aduanas, Acepar recurrió en contra de la resolución de multa ante el Tribunal de Cuentas. Precisaron que la demanda era de esperar y que aún no le corrieron traslado a la DNA, debido a que la empresa pidió el beneficio de litigar sin pagar la tasa judicial que se requiere para este efecto. Esto se corrió traslado a la Fiscalía y están en espera de la decisión para luego encarar el proceso en el Tribunal de Cuentas.

El administrador judicial de Acepar, José Luis Vinader, había sostenido que la empresa no puede ser objeto de sanción, a partir de que se le entregaron los recursos para el pago de los impuestos al despachante Ayala Albertini y que Aduanas también tuvo participación, debido a que no se explica cómo sus funcionarios dejaron pasar semejantes cargas de mineral de hierro sin el pago de los impuestos.

En concreto, esta situación deja en condiciones cada vez más desfavorables para una posible reactivación de la acería, que, a su vez, tiene encima varios procesos judiciales encima.

Dejá tu comentario