Política

Puerto cedido por Itaipú en área protegida no paga ni se controla

El puerto cedido por la binacional, además de violar la Ley 352/94, no cuenta con ningún tipo de control ni pagan alquiler. Figura a nombre de la ANNP, pero ningún funcionario trabaja en el lugar.

El denominado puerto Yaguareté es uno de los cedidos por la Itaipú, supuestamente a la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP), pero en el lugar no hay ninguna oficina ni funcionario de dicha institución pública, es más, el lugar es la reserva Limoy, área silvestre protegida por la Ley 352/94, por lo que la cesión viola dicha ley, además de la propia Ley de Expropiación 752/79, que ordena que el área de bosques sea de conservación permanente.

El puerto funciona hace más de 20 años, pero el contrato de uso es recién del 11 de abril del año 2017, firmado por James Spalding y Luis Fernando Vianna, directores paraguayo y brasileño de Itaipú, y el titular de la ANNP, Héctor Alfredo Duarte Chávez, nombrado por el entonces presidente de la República, Horacio Cartes.

En dicho contrato de comodato se estableció que la cesión era de manera totalmente gratuita y con facultad de uso, hasta el año 2022, con posibilidad de ser prorrogado por igual periodo.

También establece que la binacional puede reclamar la restitución de manera inmediata si así lo requiere.

“La ANNP no podrá ceder, arrendar, transferir los derechos del presente contrato a ninguna persona física ni jurídica. Tampoco puede conceder a un tercero: el goce de los mismos sin el consentimiento de Itaipú”, reza la cláusula décima del contrato.

También se establece que la ANNP debe presentar informes anuales con los comprobantes de cancelación de impuestos, tasas, contribuciones y de los costos indirectos incurridos, así como de fiscalizaciones por parte de la Itaipú.

En este contrato, además de la cesión ubicada en la reserva Limoy, ubicada en el distrito de San Alberto, Alto Paraná, también se ceden otras dos fracciones en la zona denominada Puerto Indio, en el distrito de Mbaracayú.

VIOLACIONES. Según funcionarios de la propia ANNP, el ente “no tiene nada que ver” con el puerto Yaguareté, ubicado en la reserva Limoy, y admite que no hay ningún funcionario en el lugar, donde diariamente embarcan camiones del agronegocio con destino al Brasil.

La reserva Limoy forma parte del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del país junto a la reserva Itabó y los refugios Tatí Yupí y Mbaracayú de la Itaipú, según está establecido en el artículo 63 inciso “s” de la Ley 352/94 “De Áreas Silvestres Protegidas”.


LOS NARCOSOJALES DE ITAIPÚ: NEGOCIADO Y DESTIERRO BINACIONAL (LXXXIII)

Dejá tu comentario