Sucesos

Publican supuesto abuso de FTC en PJC y vocero lo desmiente

 

Según una publicación de un medio brasileño, miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) habrían cometido abusos en el control fronterizo de Pedro Juan Caballero, y habrían humillado a dos brasileños que cruzaron la frontera seca de dicho sitio, desde Ponta Porã.

El pasado viernes (15), el portal digital Campo Grande News publicó un video grabado a la hora del almuerzo en el que dos brasileños son obligados por efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta a recoger colillas de cigarrillos y otras basuras en el medio de la calle, a modo de castigo por haber cruzado la frontera.

El informe del citado medio señala que los dos brasileños son camioneros y trabajan para una empresa de transporte en Paraguay. Uno es oriundo de Marechal Cândido Rondon y el otro de Guaíra, las dos ciudades del interior de Paraná.

Ambos llegaron con sus camiones cargados y estacionaron frente al predio de la Receita Federal, en Ponta Porã, esperando la autorización para ingresar al territorio paraguayo.

A la hora del almuerzo los choferes cruzaron la frontera y fueron a Pedro Juan Caballero a comprar carne y cerveza.

Los trabajadores ya habían comprado una caja de cerveza y se dirigían a una carnicería cercana en el barrio San Antonio cuando un contingente de la Fuerza de Tarea Conjunta los abordó.

Según los brasileños, los soldados comenzaron a crearles problemas y les exigieron 80 millones de guaraníes (unos 60 mil reales) para liberarlos.

Como dijeron que no tenían ese dinero, fueron obligados a recoger las colillas de cigarrillos, basuras y otras inmundicias que estaban desparramadas en la calle como “castigo”, refirieron los camioneros que prefirieron el anonimato para evitar represalias ya que trabajan normalmente en la zona.

Además, supuestamente los camioneros se vieron obligados a devolver el pack de cerveza, sin reclamar el dinero.

“Molestamos”. El vocero de la FTC, teniente coronel Luis Apesteguia, señaló que esa denuncia no se ajusta a la verdad ya que el procedimiento que aplican en caso de comprobar que alguna persona intenta o cruza la línea fronteriza es enviarla de nuevo hacia Ponta Porã.

Dijo que revisaron los videos de la zona y que no ocurrió abuso alguno.

Indicó que la presencia en la frontera molesta a los informales y dijo que estos serían los responsables de denuncias de este tipo.

También subrayó que estas versiones se publican en algunos medios, pero que nunca se realiza una denuncia formal de manera tal a iniciar una investigación seria.

Dejá tu comentario