País

Proveedora fantasma de Nenecho regularizó su rubro recién en 2021

Contraloría no logra dar con la firma que se adjudicó con el 50% de la compra de detergentes de oro de la Municipalidad de Asunción. Las empresas figuran en el rubro recién desde este año.

En verificación in situ la Contraloría General de la República (CGR) no pudo dar con DFR SRL, representada por David Fernández Rachid. El ente contralor recorrió cuatro direcciones obtenidas con documentación cruzada con la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), según se relata en el dictamen técnico de Contrataciones en el caso de las compras de emergencia Covid-19 que se realizaron de marzo a diciembre del 2020, durante la gestión interina de Óscar Nenecho Rodríguez.

DFR SA fue adjudicada y firmó contratos con la Municipalidad de Asunción por un monto total de G. 849.859.875, con lo que se alzó con el 50% de los G. 1.699.719.750, designados al rubro. En dos llamados compartió la venta con Bastian Comercial de María Victoria Cano y Cova de Juan Ramírez, constituyéndose en la mayor vendedora de detergentes específicos y toallitas desinfectantes de los que no constan documentaciones de representación, compra o autorización de distribución.

En un recorrido sin resultados, también realizado por ÚH al darse a conocer las facturas en octubre de este año, la Contraloría visitó la primera dirección consignada en el contrato entre DFR SA y la Municipalidad de Asunción, en 25 de Mayo entre Pa’i Pérez y Curupayty 1374.

En la pesquisa el ente contralor recurrió a los documentos de inscripción de la SET de 2015, llegando a Pa’i Pérez y Cerro Corá, número 52; posteriormente a una nueva dirección, según datos de registro de persona jurídica, en 25 de Mayo 1398 y Pa’i Pérez. Y, finalmente, se constituyó en lo que serían las instalaciones de DFR SRL, empresa con la misma representación legal, pero diferente designación de sociedad, inscripta en Yegros entre Piribebuy y Fulgencio R. Moreno número 872. En ninguno de estos lugares pudo ubicar a la empresa.

CAMBIO DE RUBRO

En otra de las irregularidades de la proveedora fantasma, DFR SA, la Contraloría destaca que regularizó su rubro como proveedora de productos químicos industriales recién el 1 de enero de 2021; en tanto, en marzo y junio de 2020, fue adjudicada y firmó multimillonarios vínculos con la Municipalidad de Asunción.

El mismo proceso realizaron las otras firmas adjudicadas en el llamado de los detergentes de oro. Cova de Juan Ramírez y Bastián Comercial de María Victoria Cano se inscribieron como proveedores de productos al por mayor recién el 24 de marzo y 27 de abril del 2021, respectivamente.

Bastian Comercial, parte del Clan Cano, también fue visitada por la Contraloría, que constató que no contaba con botellas de detergente ni toallitas desinfectantes francesas. Según el informe, funcionarios fueron recibidos por Mercedes Torres, quien explicó que los detergentes Alka DDS los traen bajo pedido, y refirió que no maneja los números de ventas y no contaba con facturas ni notas de remisión porque estas obran en Hacienda. Bastian desde el 2017 opera como elaboradora de detergentes artesanales.

Dónde están

La Contraloría destaca que no existen actas de entrega de los productos ni consta su utilización, contando con únicos documentos las facturas y las notas de remisión de las proveedoras.

Tampoco cuenta con justificación, necesidad de la compra ni espacios a ser destinados. Y subraya como punto llamativo que sin especificaciones en el llamado las tres adjudicadas presentaron el mismo detergente de la misma marca con diferencias mínimas de precio.

En todo el proceso se resalta la falta de documentación respaldatoria por omisión en el pliego de bases y condiciones, entre las que se subraya no se solicitó la autorización del fabricante que acredite la procedencia y marca de los productos, no se estableció plazo de entregas y se remarcan faltas en compromisos de fiel cumplimiento. También el Consejo de Evaluación de la Comuna omitió informes de capacidad financiera, técnica y experiencia para validar el contrato.


1.699 millones de guaraníes se destinaron a compras de desinfectantes, de marzo a diciembre de 2020.

849 millones de guaraníes adjudicaron a empresa que no fue hallada por SET ni por CGR en repetidos recorridos.

Dejá tu comentario