Mundo

Protestas en Teherán contra las autoridades por el derribo del avión

Iraníes protagonizaron amplias protestas ayer en Teherán contra el sistema islámico, a raíz del derribo del avión ucraniano días atrás. En tanto, hubo nuevos ataques a bases de EEUU en Irak.

Un gran despliegue de antidisturbios trató de impedir ayer en Teherán, la capital iraní, amplias protestas contra el sistema islámico a raíz del derribo de un avión ucraniano en el que fallecieron 176 personas a bordo el miércoles último, pero los ciudadanos lograron realizar varias concentraciones de rechazo.

Los iraníes están consternados y furiosos desde que las Fuerzas Armadas reconocieron ayer que dispararon un misil “por error” contra un Boeing 737 de la aerolínea Ukraine International Airlines (UIA), causando la muerte a todos sus ocupantes, en su mayoría compatriotas.

Ayer hubo llamamientos en las redes sociales para celebrar una vigilia en honor a las víctimas y protestar contra las autoridades en la plaza Azadi de Teherán, pero la presencia de los antidisturbios dificultó la concentración. A medida que pasaron las horas, más ciudadanos se acercaron a la simbólica plaza y gritaron “el clérigo debe irse”, en alusión al sistema teocrático del país, según dijo un asistente que teme que le detengan, pero que “es necesario protestar por lo ocurrido”.

CRÍTICAS. Los vídeos difundidos en redes sociales mostraron también pequeñas protestas en otras áreas del centro de Teherán y en las universidades de Amir Kabir, Alameh Tabatabaí y Shahid Beheshtí.

“Guardia Revolucionaria inútil, autora del asesinato de la nación” y “Cañones, tanques y gases lacrimógenos ya no tienen efecto, tengan miedo, nosotros estamos unidos” eran los lemas coreados. Los antidisturbios se desplegaron en zonas sensibles de la capital, como las plazas Enghelab y Valiasr, así como frente a las universidades de Teherán.

Para caldear aún más los ánimos, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo a los dirigentes de Irán “el mundo y EEUU los están observando”, “no maten a sus manifestantes”, escribió en Twitter.

Las protestas no son de gran envergadura debido al miedo a la represión, basado en las manifestaciones de noviembre último por el aumento del precio del combustible, donde murieron unas 304 personas y miles fueron detenidas, según Amnistía Internacional.

DETENCIÓN DE EMBAJADOR. La concentración del fin de semana, en la que participaron cientos de personas, fue dispersada por la policía, la cual también detuvo brevemente el sábado último al embajador británico en Teherán, Rob Macaire, convocado ayer por el Ministerio de Exteriores iraní en reclamo por su asistencia a una protesta “ilegal”.

El viceministro de Exteriores iraní, Abas Araqchí, dijo que Macaire fue “arrestado como un extranjero desconocido en una reunión ilegal” y fue liberado al poco de conocerse su identidad. Macaire fue detenido poco después de asistir a una vigilia en honor a los fallecidos, entre ellos tres británicos, en el derribo del avión ucraniano en Teherán.

NUEVOS ATAQUES. Ocho cohetes impactaron ayer una base aérea iraquí que alberga a soldados estadounidenses en el norte de Bagdad, indicaron fuentes militares iraquíes.

Cuatro soldados iraquíes resultaron heridos, según el ejército de este país, aclarando que ningún soldado estadounidense fue afectado. Casi todas las tropas estadounidenses ya salieron de la base en Al Balad, tras la escalada de tensiones entre EEUU e Irán en territorio iraquí. Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, exigió ayer el fin de las “violaciones a la soberanía de Irak” tras el nuevo ataque con cohetes.

Dejá tu comentario