Mundo

Protestas no cesan en Chile, pese al acuerdo sobre Constitución

 

Tras un mes de protestas, los chilenos siguen saliendo a las calles a mostrar su descontento, en medio de las pronunciaciones de instituciones internacionales sobre las violaciones a los derechos humanos en el país andino y pese al anuncio de un proceso constituyente en marcha.

Las protestas siguieron en la tarde de ayer con un grupo de estudiantes que realizó una nueva manifestación en las estaciones del Metro de Santiago, lo cual motivó el cierre de algunas de ellas.

El estallido social, iniciado hace un mes atrás, ya dejó al menos 23 muertos y 2.381 heridos hospitalizados, de los cuales 222 tienen graves lesiones oculares, según el último informe del estatal Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

Pese a que la semana pasada se logró un histórico acuerdo político que abre la puerta al cambio de la Constitución heredada de Augusto Pinochet con el fin de aplacar la crisis, el peso chileno se cotizó ayer en 795,35 unidades por dólar, registrando una depreciación de 1,04%.

Esta semana la oposición presentó una acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera por su presunta responsabilidad en las violaciones de derechos humanos.

VULNERACIÓN. “No hay duda” que existieron violaciones a los derechos humanos en las manifestaciones sociales que hace un mes golpean a Chile, afirmó Paulo Abrão, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“El tema ahora es medir cuál fue su alcance (de las protestas), apurar sus debidas responsabilidades y también individualizarlas, en vez de generalizar una situación”, dijo Abrão, de visita en Chile para recabar información sobre decenas de denuncias sobre vulneraciones provocadas por agentes antidisturbios en las protestas.

A un mes del estallido social, el peor en tres décadas en Chile, también se criticó a la Policía por el uso indiscriminado de agua y gas lacrimógeno en las protestas.

La Defensoría de la Niñez de Chile informó ayer de 327 denuncias recibidas por vulneraciones a derechos humanos de niños y adolescentes infringidas por agentes del Estado, en medio de la crisis.

Por su parte, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, la ex presidenta chilena Michelle Bachelet, denunció en Londres la “brutalidad policial” utilizada en las protestas en Chile y otros países como Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Francia, Hong Kong, Líbano, Rusia o España, donde advirtió, que se “multiplicaron” las protestas callejeras. Por eso, envió a Chile una misión de la ONU para escuchar las denuncias de vulneraciones a los DDHH.

Dejá tu comentario