Sociales

Propuestas pos-Covid-19 en la Semana de la Moda de París

 

La Semana de la Moda de París abrió varios capítulos para contar historias interesantes. La primavera, a menudo, evoca ideas de renacimiento y nuevos comienzos, pero con tanto en juego en todo el mundo, muchas de las nuevas colecciones presentaban un ajuste de cuentas con el pasado y el presente en lugar de una mirada hacia adelante. El futuro del mundo de la moda sigue siendo difícil de medir. Por un lado, varios diseñadores demostraron que, contra todo pronóstico, la belleza y la creatividad pueden prosperar incluso en los contextos más desafiantes.

Buscaron presentar colecciones “protectoras” en tiempos de pandemia, pero también aprovecharon para desvestir los cuerpos y proponer una sensualidad aparcada durante el confinamiento. Issey Miyake imaginó un estampado de colores violáceos, naranjas y verdes que representa el decorado de un salón, en alusión al periodo de confinamiento. Dior transformó su emblemática chaqueta bar, ajustada al cuerpo y estructurada, en una prenda más alejada del cuerpo y cómoda, con transparencias. Por su parte, Louis Vuitton así lo decretó: la mascarilla es un “complemento de moda” y cobró protagonismo durante el desfile de la firma de lujo.

Mientras que Kenzo imaginó un pañuelo para llevar por encima de la protección contra la Covid-19. Las propuestas oponen a la “protección total” vestidos ajustados y bodys, abogando por “la osadía frente al peligro”.

Los diseñadores, ya sea en sus presentaciones físicas o digitales, propusieron armaduras frente a la nueva vulnerabilidad del ser humano. Givenchy también se dejó llevar por lo sugestivo en el estreno del estadounidense Matthew Williams como director artístico. Conocido por su estética de ropa de calle, sus diseños, que reveló a través de las redes sociales, significaron un gran aporte para la marca. La primera Semana de la Moda digital, que combinó pases reales y virtuales, finalizó con Chanel como plato fuerte, que presentó un desfile con un público muy reducido.


El evento fashionista, que tiene lugar en la capital de Francia y congrega a afamadas marcas, llegó a su fin.

Dejá tu comentario