Política

Presidente promete dignificar a las FFAA y pelear presupuesto

 

Luis Echagüe

Mcal. Estigarribia

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en su carácter de comandante en jefe, llevó ayer su total apoyo a la cúpula militar asentada en el Chaco Paraguayo. El mandatario, en su segundo día de Gobierno, se apersonó hasta el 3er Cuerpo de Ejército situado en Mariscal Estigarribia, con el fin de cerciorarse in situ de las precarias condiciones en las que viven los uniformados.

Marito se trasladó hasta el lugar, acompañado de su hijo menor, y una comitiva integrada por el vicepresidente Hugo Velázquez, su ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens; el titular de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia; y el senador Óscar Cachito Salomón, José Alberto Alderete, director interino de Itaipú; y Pedro Ferreira, presidente de la ANDE.

En horas de la noche, el presidente cenó con los militares y aprovechó la ocasión para brindar un discurso y levantarles la moral.

Expresó que la institución castrense ha sido manoseada en los últimos años, en directa alusión a la utilización de militares que hacían de escoltas y hasta de empleados del ex secretario político de Horacio Cartes, Darío Filártiga.

“Debemos recuperar la moral de esta institución tan importante como las FFAA”, sostuvo el mandatario.

El presidente agradeció la recepción y les prometió luchar para que las FFAA obtengan un buen presupuesto.

“La visita tiene que ver con la institucionalidad, levantar la moral de los oficiales y suboficiales de las FFAA y conocer en detalles, sin aparentar cosas, para conocer cómo viven y es una grata visita para ellos la visita del comandante en jefe, es un privilegio para ellos”, manifestó por su parte el ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens.

Marito pernoctó en el propio destacamento, en la unidad perteneciente al comandante en jefe y esta mañana estará en Filadelfia.

Reparación. El jefe de Estado recorrió de punta a punta el cuartel del III Cuerpo de Ejército, donde constató la precariedad en la que viven los militares destinados a dicho establecimiento militar. Falta de iluminación, y la infraestructura en pobre estado fueron algunos puntos que le hicieron notar al mandatario y su comitiva. Los militares, a través de su comandante, el Gral. de División César Moreno, solicitaron un presupuesto de G. 800 millones para la reparación de la infraestructura del Cuartel.

Dejá tu comentario