País

Presidente dice que Brasil es una gran amenaza y no abrirá frontera

PELIGRO.  Marito dijo que el vecino país podría ser una amenaza para lo logrado con la cuarentena. MIEDO. Se refuerzan los controles para evitar el ingreso de manera irregular del país vecino.

Brasil es una “gran amenaza” para nuestro país por los 700 kilómetros de frontera que compartimos, manifestó preocupado el presidente Mario Abdo Benítez, sobre la propagación masiva del coronavirus. Fue enfático al decir que no existe ninguna posibilidad de reabrir las fronteras.

Las declaraciones del jefe de Estado fueron vertidas luego de mantener una actividad oficial en Misiones, donde inauguró 50 viviendas y tramo vial.

Sentenció que hay lugares que están complicados como las fronteras, principalmente con la situación del vecino país que está superando los 137.000 casos confirmados del Covid-19.

“Con lo que vive Brasil hoy, a nosotros ni nos pasa por nuestra cabeza abrir las fronteras. Brasil es tal vez el lugar donde haya mayor expansión del coronavirus en el mundo. Es una gran amenaza para nuestro país. Tenemos 700 kilómetros de frontera con Brasil”, aseveró. Remarcó que hay que entender que “es una enorme amenaza” para todo es el esfuerzo que viene haciendo el Gobierno paraguayo.

Sentenció que tomó la decisión de militarizar las zonas más vulnerables y de mayor volumen de gente para más seguridad. La Armada Paraguaya focaliza su control en Alto Paraná, Canindeyú y Amambay.

“Entendiendo las limitaciones que tienen hasta las superpotencias que no pueden controlar toda su frontera, pero estamos haciendo todo el esfuerzo para garantizar y disminuir la probabilidad de que haya ingreso de connacionales o brasileños que no sean controlados y que no respeten el protocolo de la cuarentena obligatoria. “Estamos bien y ojalá que sigamos bien”, significó.

Destacó el trabajo que está realizando el Consejo de Defensa y remarcó que en los últimos cuatro días, el 99 por ciento de los casos están los albergues y no hay circulación comunitaria.

Estamos extremadamente preocupados por la alta circulación viral que hay en el Brasil .Julio Mazzoleni

Brasil es tal vez el lugar donde haya mayor expansión del coronavirus en el mundo. Marito Abdo Benítez,presidente de la República

Mazzoleni señala como vital mantener el control fronterizo

Vecinos de cuidado. Aunque se ha visto como acertada la decisión de guardar cuarentena en albergues para quienes llegan desde el exterior, preocupa que el Brasil no tome las medidas necesarias para contener la epidemia, expresó el Ministro de Salud Julio Mazzoleni.

El responsable de la cartera sanitaria dejó en claro que se muestra respetuoso de las políticas que puedan tener los países, sin embargo, expresó que genera preocupación el notable aumento de casos que se registran en el país vecino. “Resulta absolutamente vital para nosotros tener un control de la frontera”, señaló.

Ante esta situación, señaló que la reapertura de los límites con Brasil debe ser analizada con mucho cuidado. Expresó que genera bastante inquietud la alta carga viral que se diagnostica a los paraguayos que han retornado desde dicho país y que se encuentran en los albergues.

Recientemente el doctor Luis Roberto Escoto, representante de la OPS en Paraguay, señaló justamente el riesgo que representa para varias naciones que cuentan con límites con Brasil, la situación que viene atravesando ante la posición de su gobierno con respecto a la pandemia del Covid-19.

Ciudad del Este, Salto del Guairá y Pedro Juan Caballero son algunas de las ciudades limítrofes con el Brasil. El caso de Ciudad del Este, la frontera cuenta con un control más estricto. En relación a las otras ciudades, cuentan con varios kilómetros donde el paso de un país a otro es mucho más permeable. Lo mismo ocurre en algunas localidades de Concepción.



Dejá tu comentario