País

Prepararnos para recibir a Jesús

 

Hoy meditamos el Evangelio según San Mateo 8, 5-11.

El Salmo 121, que leemos en la Misa de hoy, era un canto de los peregrinos que se acercaban a Jerusalén: Qué alegría –recitaban los peregrinos al aproximarse a la ciudad– cuando me dijeron: “Vamos a la casa del Señor”. Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén.

Esta alegría es imagen también del Adviento, en el que cada día que transcurre es un paso más hacia la celebración del nacimiento del Redentor. Es además imagen de la alegría que experimenta nuestro corazón cuando nos acercamos bien dispuestos a la Sagrada Comunión.

El papa Francisco a propósito del Evangelio de hoy dijo: “El Señor, en la palabra que hemos escuchado, se maravilló de este centurión: se maravilló de la fe que él tenía. Había emprendido un camino para encontrar al Señor, pero lo había hecho con fe.

Por esto no solamente él ha encontrado al Señor, sino que ha sentido la alegría de ser encontrado por el Señor.

Este es precisamente el encuentro que queremos: el encuentro de la fe".

Y más que ser nosotros los que encontramos al Señor, es importante dejarse encontrar por él.

Cuando solamente somos nosotros los que encontramos al Señor, somos nosotros, entre comillas, digámoslo, los dueños de este encuentro; pero cuando nos dejamos encontrar por él, es él que entra dentro de nosotros, es él que renueva todo, porque ésta es la venida, aquello que significa cuando viene Cristo: renovar todo, renovar el corazón, el alma, la vida, la esperanza, el camino.

¡Nosotros estamos en camino con fe, con la fe de este centurión, para encontrar al Señor y principalmente para dejarnos encontrar por él! . Tener un corazón abierto.

Un corazón abierto, para que él me encuentre. Y me diga aquello que él quiera decirme, que no siempre es aquello que yo quiero que me diga!

…Dejarse encontrar por el Señor es justamente esto: ¡dejarse amar por el Señor!“.

(Frases extractadas del libro Hablar con Dios, de Francisco Fernández Carvajal y https://www.pildorasdefe.net).

Dejá tu comentario