Política

Posible victoria de Bolsonaro marcaría hoy giro del Brasil hacia la ultraderecha

La diferencia entre los candidatos en los sondeos era muy alta, pero entre los partidarios del izquierdista Fernando Haddad había esperanza de revertir la situación sobre la hora.

Los brasileños concurren hoy a las urnas en segunda vuelta para elegir al nuevo presidente del país entre el ultraderechista Jair Bolsonaro, un ex militar, y el izquierdista Fernando Haddad, con una clara preferencia hacia el primero de los candidatos, que de resultar ganador marcaría el giro del Brasil hacia la ultraderecha.

El ultra-derechista Jair Bolsonaro a través de internet; su rival de izquierda Fernando Haddad en la favela: en el último día de campaña este sábado, los candidatos a la presidencia de Brasil lanzaron los últimos guiños al electorado, que parece inclinarse a favor del excapitán del Ejército.

Embed

Entre los militantes de Haddad, el clima era de que todavía es posible una "virada"."¿Vota blanco, vota nulo? ¿Vamos a conversar?". Seguidores del candidato presidencial izquierdista Fernando Haddad intentan convencer a peatones indecisos en las calles de Brasil para remontar una desventaja en los sondeos que parece casi insalvable con el favorito de ultraderecha Jair Bolsonaro.

Les quedan pocas horas y la diferencia aún es grande, aunque en los últimos días se ha cerrado ligeramente: Bolsonaro tiene 56% de las preferencias contra 44% de Haddad. La idea, entonces, es compartir con los indecisos un juego, una broma o un pedazo de bizcocho y una charla para intentar convencerlos de no favorecer la victoria del excapitán del Ejército.

La actitud de los candidatos es también algo que revela el clima en que se vive. Mientras el Partido de los Trabajadores (PT) trata de revertir la diferencia, en el campamento de Bolsonaro ya se trabaja en la conformación del nuevo gobierno e incluso ya empezó a dar el nombre de algunos miembros de su gabinete.

El clima electoral de los últimos días estuvo marcado por la violencia, y el clima de temor de parte de las minorías que vaticinan un brote de intolerancia de confirmarse en las urnas lo que dicen los sondeos, una victoria de la ultraderecha.

El ambiente se enrareció más cuando por orden de la Justicia Electoral efectivos policiales fueron hasta las universidades a arrancar pancartas contra Bolsonaro, lo cual fue considerado como propaganda electoral por los jueces. Se realizaron al menos unas 35 intervenciones en los últimos días.

Bolsonaro llega a esta instancias aupado por las redes sociales, el hastío de la población de la violencia que se vive en el país y de la mano de sectores evangélicos.

Algunos sectores de la iglesia católica se han pronunciado contra el ultraderechista. La posible victoria de Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales del domingo sería "desastrosa" para Brasil y para el mundo, afirmó el presidente de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), el obispo André de Witte, quien ha sido amenazado en redes sociales por su postura.

"Esperamos que no, pero si Bolsonaro vence, va tener una repercusión drástica y desastrosa para muchas cosas, para las personas y para la sociedad como un todo y para la sociedad en el mundo", afirmó De Witte, obispo de Ruy Barbosa, ciudad en el estado de Bahía, situado en el empobrecido nordeste de Brasil.

Dejá tu comentario