Sucesos

Por celos asesinaron a policía en un puesto fronterizo con el Brasil

La víctima fue el suboficial principal Juan Eladio Alvarenga Martínez (42), quien acusó disparos de arma de fuego. El sospechoso del crimen es un ciudadano brasileño que ya se ha fugado.

Un jefe policial fue asesinado en la noche del jueves, y según la investigación fue por celos, mientras el supuesto autor, un ciudadano brasileño, ya se habría fugado hacia su país.

El crimen se registró en la colonia Guavirá, distrito de La Paloma del Espíritu Santo, Departamento de Canindeyú. La víctima fatal fue el suboficial principal Juan Eladio Alvarenga Martínez (42), quien se desempeñaba como jefe de la Subcomisaría 3ª de la mencionada colonia. El cuerpo sin vida del uniformado fue encontrado junto a su camioneta, en la dependencia policial, pero no así su arma reglamentaria, una pistola 9 mm.

El fiscal interviniente, Vicente Rodríguez, mencionó que el caso está casi cerrado, ya que se presentó durante el procedimiento una mujer, que se identificó como Eloana Américo de Oliveira, y explicó que mantuvo una relación con el policía, asunto que no toleraba su ex pareja, un ciudadano brasileño de nombre José Alves de Souza, quien habría sido el autor de la muerte del agente policial. El hombre se habría fugado hacia el lado brasileño.

La mujer contó que decidió terminar la relación con De Souza tiempo atrás, por los vejámenes a que la sometía, pero el hombre nunca aceptó la separación.

Por su parte, el comisario Vidal Achucarro, director de la Policía Nacional de Canindeyú, explicó que se encontró sin vida al suboficial en la mañana del viernes cuando fue visitado por el vecino más cercano, un personal militar.

El comisario señaló que un equipo de investigación se está encargando del hecho, a fin de recabar más datos y lograr el esclarecimiento.

ESTRATÉGICO. Achucarro mencionó que el puesto de Guavirá, queda a unos 3 kilómetros de Brasil, de una localidad llamada Carioca, y que el vecino más cercano es un puesto militar que queda a 4 kilómetros, es decir, no tiene población cerca. Al jefe policial no le consta que el crimen haya sido obra de narcos o contrabandistas.

Luego del procedimiento de rigor, el cuerpo del personal policial fue entregado a sus familiares.

Dejá tu comentario