Economía

Ponen en duda postura de Brasil sobre el Anexo C

 

Para el ingeniero Ricardo Canese, experto en temas energéticos, las recientes palabras del canciller brasileño Ernesto Araújo (quien se reunió en Brasilia esta semana con su homólogo paraguayo Euclides Acevedo), en alusión a las buenas intenciones de su país para revisar el Anexo C del Tratado de Itaipú, no pueden ser creíbles.

Eso se debe, según Canese, a que Brasil llevó parte de la energía correspondiente al Paraguay a bajo costo e incluso reclama, a través de Eletrobras, USD 535 millones a la ANDE. Agregó que el país debería reclamar a la firma eléctrica brasileña Eletrobras una compensación de USD 1.000 millones por año, y no al revés.

Sostuvo que no se puede esperar que Brasil defienda los intereses nacionales, considerando que el presidente Mario Abdo Benítez recibió migajas y solo mostró ante su homólogo una actitud entreguista de la soberanía energética, que se plasmó en el acta secreta de Itaipú de 2019, de la cual nadie salió imputado. “El gobierno de Abdo demostró una dependencia absoluta de Jair Bolsonaro, ya que mantuvo una línea de entrega de intereses de la soberanía energética, lo cual es muy grave. Es difícil avanzar en las negociaciones sin rectificar esos actos de entrega cometidos por las autoridades en 2019”, apuntó.

Dejá tu comentario