Sucesos

Policía afirma que tres hombres ejecutaron al alemán y a sus peones

El comandante policial Luis Arias indicó que los tres ya están plenamente identificados y que son delincuentes comunes de la zona del Departamento de San Pedro. Pero, aún no hay detenidos.

La Policía identificó a tres personas como los autores del secuestro y ejecución del colono alemán Helmut Ediger Friesen y sus empleados Rolando González Díaz y Odair Dos Santos.

El dato fue confirmado por el comandante policial Luis Arias Navarro. “La Policía está trabajando en la parte investigativa con la Fiscalía para tratar de localizar y capturar a estos responsables”, explicó, en comunicación con los medios de prensa, en el aeropuerto Silvio Pettirossi.

El comandante recalcó lo que ya decían los otros agentes involucrados, que descartaron al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y a los otros grupos armados como los responsables del hecho. “Se trata de delincuentes comunes, probablemente las mismas personas que habían asaltado a este señor alemán en julio pasado”, agregó.

Los sospechosos ya habían visitado a la familia Ediger en la estancia ubicada en la colonia Friesland, zona de Itacurubí del Rosario, Departamento de San Pedro, para cometer un robo.

Esto explicaría la saña con que asesinaron a las tres personas, quienes los habrían reconocido.

El alemán fue puesto de rodillas y ejecutado con un disparo en la cabeza, según confirmó la autopsia.

Odair Dos Santos, peón de nacionalidad brasileña, también murió en circunstancias parecidas. Le dispararon en la cabeza mientras estaba de rodillas y maniatado.

El capataz Rolando González Díaz murió de una estocada en la zona del corazón y de cortes de arma blanca en el cuello.

TESTIGO. Otro de los empleados que se encontraba también en manos de los delincuentes logró escapar y actualmente es uno de los testigos claves para los investigadores.

Su nombre no fue revelado, cuenta con custodia policial y las informaciones que pueda brindar serán claves para llegar hasta los autores del hecho, según los investigadores.

Los secuestradores pidieron a la familia la suma de G. 2 mil millones.

Se maneja la información de que el rescate fue pagado horas después de la desaparición. Sin embargo, los maleantes decidieron terminar con la vida de las tres personas secuestradas.


Rastrillaje
Es intenso el ir y venir de patrulleras de varias divisiones de la Policía en la zona donde se produjo el secuestro y el macabro hallazgo el pasado lunes. También un helicóptero sobrevuela la zona para ayudar a los agentes que se encuentran trabajando en el rastrillaje, buscando a los sospechosos. El subcomandante Gilberto Fleitas estuvo supervisando las incursiones de los agentes.


Dejá tu comentario