Política

Poco interés en el proyecto para pérdida de investidura

 

De acuerdo a lo decidido en la última reunión de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, éste lunes las diferentes bancadas deben presentar sus respectivas propuestas para reglamentar la pérdida de investidura. Sin embargo, solamente los partidos minoritarios hasta el momento tienen terminado su documento y entre estos nuevamente, las diputadas del Encuentro Nacional, Kattya González y Norma Camacho hicieron entrega oficial de la propuesta.

González señaló que de una buena vez se debe dejar de dar largas a este asunto y vencer prejuicios y mitos fabricados para evitar abordar de manera seria lo que tenga relación con la pérdida de investidura. Dijo esto teniendo en cuenta que desde el año pasado, la mayoría conformada por los colorados y un sector de los liberales, buscan mecanismos para dilatar el tratamiento de tres pedidos de pérdidas de investidura que están pendientes.

La legisladora explicó que desde su bancada tras el análisis de la normativa constitucional (artículo 201 de la Constitución), concluyeron que la pérdida de investidura es un juicio de responsabilidad política que acarrea como consecuencia la cesación o pérdida del mandato de un senador o diputado, por haber incurrido en determinadas conductas. Sostienen que la competencia para el juzgamiento recae en los pares parlamentarios y que se requiere de mayoría simple.

Asimismo, de acuerdo a la conclusión de las encuentristas, no se necesita una ley reglamentaria y lo que se debe es respetar el derecho a la defensa que tiene el parlamentario procesado. Igualmente aseguran que no se necesita de una condena judicial, ya que la pérdida de investidura es eminentemente política.

Las bancadas de Patria Querida y Hagamos, con la adhesión de Jorge Brítez harán la entrega el lunes y se mantienen en la postura inicial ya propuesta el año pasado. En ese sentido, los patriqueridistas proponen que para llevar adelante el tratamiento de un pedido de pérdida de investidura, se le deberá notificar al legislador afectado, para posteriormente, luego de seis días fijar sesión para que presente su descargo y luego llevar a votación, estableciendo la mayoría simple para el efecto.

Dejá tu comentario