País

Plantean norma para agilizar obras públicas y evitar caos en las calles

 

Las calles y avenidas adyacentes a obras de alcantarillado sanitario (red cloacal) u otras mejoras viales que se llevan a cabo actualmente en Asunción están sumidas desde hace bastante tiempo en un terrible caos vehicular, debido a la excesiva lentitud de los trabajos.

Máquinas que se abren paso entre bocinazos e insultos entre conductores y quejas de comerciantes y frentistas que se ven afectados indistintamente por ruidos molestos, polvo y escasez en las ventas, pintan el panorama que hoy se tiene en amplios sectores de la capital.

Entre ellas está la instalación de enormes tuberías a lo largo de Artigas que se inició hace un año atrás en el cruce con Venezuela y hoy se encuentra pasando dos cuadras de Brasilia. En el microcentro la tarea que se realiza sobre Colón arrancó en enero pasado y a cinco meses de esa fecha solo avanzó 400 metros hasta la intersección con Oliva.

En ambos casos, el embotellamiento y la confusión de los usuarios del transporte por los sitios donde deben pasar sus respectivos buses, ya que hay desvíos bien definidos, es el denominador común.

PROPUESTA. Con el objetivo de paliar esta lamentable situación en las cercanías de grandes obras, el concejal Álvaro Grau, a través de una minuta derivada a la Comisión de Legislación para su estudio, plantea un proyecto de ordenanza para regular el ritmo de estos trabajos que afectan calles, ya sea por reparación, mantenimiento, construcción de desagües, entre otros.

En su propuesta, el edil resalta que estos emprendimientos dentro del territorio de Asunción sean por empresas tercerizadas, por la propia Comuna, el MOPC, Essap o cualquier dependencia estatal o privada, deben ser hechas las 24 horas, los 7 días de la semana, de manera ininterrumpida, sin contar feriados ni asuetos.

Grau indicó que para ello deberán preverse pago de horas extras al personal que es destinado a la materialización de estas tareas.

Indica que la violación de esta norma municipal será causal de inmediata rescisión de contrato con las firmas adjudicadas, de forma automática, sin comunicación previa o finalización del permiso que autoriza las obras.

Finalmente agrega que los obreros deben tener los implementos de seguridad a toda hora durante toda la jornada laboral y la zona de obras tendrá necesariamente que contar con señalización luminosa y reflectiva a la noche.

Sobre Artigas la obra arrancó hace un año. Casi no hay ventas y se deben pagar alquiler y préstamos. Josefina Ocampos, comerciante.

Dejá tu comentario