Economía

Plan de reactivación contemplaría nueva deuda de USD 400 millones

Propuesta remitida al Ejecutivo para su aprobación quedó en USD 2.200 millones. Incluye a las obras públicas como eje principal y prevé ampliar capitalización de la banca pública vía bonos.

El secretario ejecutivo del Equipo Económico Nacional (EEN), Humberto Colmán, dialogó ayer con ÚH y brindó más detalles del plan de reactivación que fue puesto a consideración del presidente Mario Abdo Benítez para su aprobación.

El subsecretario de Estado comunicó que el monto máximo de inyección a la economía quedará redondeado en USD 2.200 millones, con lo que estiman cerrar el año con un déficit del 7%, el más alto desde que se promulgó la Ley de Responsabilidad Fiscal (ver la infografía).

El principal componente del planteamiento del EEN es la aceleración de las obras públicas, por unos USD 1.330 millones. En este eje se incluye una nueva deuda de USD 100 millones para financiar las obras viales, habitacionales y eléctricas; y se prevén lanzamientos de nuevos proyectos vía alianza público-privada (APP), aunque esto se definiría en los próximos meses tras la modificación de la reglamentación actual.

Dentro del segundo eje, Colmán habló de una renovación de la banca pública para fomentar el desarrollo mediante nuevas modalidades de crédito a largo plazo. Para esto, se tiene pensado que el Banco Nacional de Fomento (BNF) y la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) salgan al mercado externo a emitir bonos con garantía de organismos multilaterales por unos USD 300 millones, aproximadamente.

Con estos datos, el Equipo Económico estima un nuevo endeudamiento de USD 400 millones para garantizar un impacto en la economía y revitalizar sectores duramente golpeados por la crisis. El dinero restante será financiado con ingresos tributarios, préstamos ya existentes y recursos del Fonacide que son administrados por el Tesoro.

La toma de nueva deuda fue duramente cuestionada por el sector privado, recordando que ya se endeudó al país por USD 1.600 millones para la emergencia y se cuenta con una cartera de préstamos no ejecutados de más de USD 3.400 millones. Además, los gremios empresariales critican la falta de políticas para reducción del malgasto y las sobrefacturaciones en las compras públicas.

EJECUCIÓN. El plan de reactivación está ahora en manos del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, quien tiene que dar su visto bueno para ponerlo en marcha. El documento también será enviado al Congreso como un mecanismo de transparencia.

De acuerdo con el secretario ejecutivo del EEN, si el primer mandatario da luz verde en los próximos días, el planteamiento podría empezar a implementarse desde la segunda quincena de este mes.

El Banco Central del Paraguay (BCP) prevé una caída del 2,5% para este año, producto de la crisis derivada del coronavirus. Con este plan, el Gobierno busca atenuar esta proyección de la banca matriz, aunque Colmán prefirió no opinar al respecto hasta la implementación de los ejes.

Embed


Se tiene en agenda la presentación de varias leyes
El viceministro de Economía, Humberto Colmán, informó también que se conformará un equipo interinstitucional que se encargará de presentar un paquete de leyes que apuntan a reformar el funcionamiento del Estado y empezar un proceso de racionalización de los gastos públicos.
Detalló que se tiene en agenda presentar la Ley de Responsabilidad Fiscal 2.0, con nuevos mecanismos de convergencia y aumento de gastos corrientes; la Ley de Pasivos, para el manejo eficiente de la deuda; y la nueva Ley de Contrataciones, con lo que se busca modificar el sistema de compras, entre otros.
El plan también contempla la extensión del Pytyvõ (ver página 14).

Dejá tu comentario