Política

Plan Director de Itaipú viola ley de poligonal envolvente

 

El Congreso Nacional realizó un pedido de informes sobre un plan o política institucional para preservar los bosques y la vegetación natural existente en el área delimitada como franja de protección de Itaipú –lado paraguayo– previsto en la Ley 752/1979, que en su artículo séptimo establece claramente que los bosques y demás formas de vegetación natural serán de conservación permanente. Sin embargo, el Plan Director de Gestión Ambiental de la binacional, modificado en el año 2000, viola este principio al permitir sesiones privadas y públicas.

Si bien la binacional se jacta de sus políticas y premios por la conservación del medioambiente, la realidad es que las áreas protegidas han sufrido el ataque de varios invasores por la desidia de la entidad durante años, además de las políticas implementadas desde el año 2000 que blanquearon varias invasiones, según lo reconocen los propios abogados y directores que pasaron por la binacional.

Además de las áreas invadidas con cultivos mecanizados de soja o ganado, puertos clandestinos dedicados al narcotráfico y contrabando, actualmente existen 24 cesiones vigentes y otras 26 en trámite, pero en estas cesiones no entran las comunidades indígenas que desde hace casi 40 años esperan volver a sus tierras ancestrales que les arrebató la represa.

INFORME. La respuesta de Itaipú al pedido de informes menciona el Plan Director del embalse y dice al respecto que su objetivo principal es asegurar la calidad y cantidad del agua contenida en el embalse, considerando que es la única materia prima utilizada para la generación de la energía.

“Así mismo, contempla la conservación de la biodiversidad de distintos ecosistemas afectados por la construcción y funcionamiento de la represa, de forma a garantizar la plena condición del uso del embalse para la producción de energía eléctrica y su utilización para el desarrollo social y económico de la región”, dice el informe.

Agrega que con este objetivo fue creada la franja de protección del embalse o poligonal envolvente, así como las áreas protegidas de Itaipú.

Respecto a las medidas de conservación, la binacional resaltó que se ha atacado judicialmente a los invasores e impulsado programas como “Itaipú Preserva”, que se financió con un préstamo de USD 11,5 millones del Banco Continental, solicitado por la Itaipú en el 2014.

“En las áreas degradadas por la práctica agrícola, Itaipú lanzó acciones de reforestación que permitieron el plantío de 20 millones de mudas de árboles en la franja de protección del embalse”, dice sobre los 1.524 kilómetros de bosques que va de Hernandarias a Salto del Guairá.

Embed



Dejá tu comentario