Economía

Piden que se controle si el sector informal cumple los protocolos

 

El sector formal se encuentra cumpliendo de manera cabal con todos los protocolos de seguridad sanitaria establecidos por el Ministerio de Salud Pública, según se desprende de los resultados de las verificaciones realizadas en empresas, centros comerciales, industrias y tiendas por la cartera de Trabajo, pero las autoridades y los empresarios ven con preocupación que no exista la misma disciplina en el cumplimiento de los cuidados e higiene en el sector informal.

La desprolijidad reinante entre los comerciantes informales que pululan en los mercados municipales y en la vía pública en el cumplimiento de las medidas de higiene, impuestas por la cartera sanitaria, es un aspecto que preocupa en estos momentos a las autoridades y al sector empresarial, que temen que la indisciplina del sector informal y el relajamiento de la ciudadanía pueda ocasionar un grave retroceso en lucha por contener el Covid-19 y la vuelta a la cuarentena dura.

Este complicado panorama propició la realización de una conferencia de prensa convocada a instancias del Ministerio de Trabajo, encabezada por la ministra Carla Bacigalupo, Gustavo Volpe, de la Unión Industrial Paraguaya (UIP); Carlos Jorge Biedermann, de la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP); Jorge Mendelzon, de la Cámara de Centros Comerciales del Paraguay (CCCP), y Ramón Gómez, agente de salud y seguridad ocupacional del Shopping del Sol, quienes instaron a la ciudadanía a no relajar las medidas de cuidado contra la enfermedad.

ALTA INVERSIÓN. Volpe señaló que las industrias y comercios realizaron una gran inversión para volver a reactivarse después de más de dos meses sin operar, por lo que una posible vuelta hacia atrás representaría una inmensa pérdida económica para el sector productivo.

En ese sentido, Biedermann solicitó que, así como verifican las empresas, comercios, shoppings, el Ministerio del Trabajo también controle la seguridad ocupacional y de los protocolos de higiene en el ámbito informal. A eso, Bacigalupo respondió que para realizar esos controles los inspectores laborales deberán contar indefectiblemente con la colaboración de la Policía Nacional.

Bacigalupo destacó también que, hasta ahora, los ámbitos laborales formales no representaron focos de contagio de la enfermedad, lo que demuestra el éxito de los mecanismos de seguridad implementados y espera que esto se mantenga así.

También indicaron que el gran objetivo de todos es reactivar la demanda de productos en el mercado, que ahora es casi nula, después de más de 70 días de cuarentena. Sin embargo, un retroceso en el proceso exitoso de reactivar las actividades económicas podría significar grandes pérdidas para el país y para toda la ciudadanía, que se verá obligada a volver a la cuarentena inicial.

Dejá tu comentario