Política

Piden a obispos rechazar el veto a ley de binacionales

 

La diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN) Kattya González inició una serie de acciones para lograr el pronunciamiento de organizaciones sociales y gremiales sobre el veto a la ley que incorpora los gastos socioambientales de las binacionales en el Presupuesto General de la Nación.

Buscando posiciones de rechazo al veto, la legisladora envió cartas a instituciones, como el Arzobispado del Paraguay, teniendo en cuenta que las posturas de la Iglesia Católica suelen ser relevantes en las decisiones políticas. “Unir esfuerzos todos los paraguayos para alzar nuestras voces y sentar posición a través de comunicados institucionales de las fuerzas vivas de la sociedad, los gremios, sindicatos y asociaciones de la sociedad civil”, expresa parte de la carta.

Las cartas también fueron extendidas a la Unión Industrial Paraguaya, Unión de Gremios de la Producción, Unión Tabacalera del Paraguay, Cámara Paraguaya de la Carne, Cámara Paraguaya de Industriales Lácteos, Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas, Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas, Cámara Algodonera Paraguaya, Cámara de Exportadores de Petit Grain, entre otros.

La misiva también fue entregada a gremios de médicos, abogados y periodistas.

González respondió la postura del diputado cartista Walter Harms, quien aseguró que la ley es anticonstitucional porque no puede estar por encima de un tratado, en referencia a Itaipú y Yacyretá, y afirmó que los fondos de las binacionales no son dinero público.

“Se ha perdido la vergüenza y nada espanta. Si no es dinero público lo producido por las empresas binacionales, ¿de quién es el dinero? Para las autoridades coloradas claramente pertenece a la claque y con ese dinero compran a los más pobres y vulnerables en cada elección. Se vanaglorian de que ganan elecciones y la verdad es que compran elecciones, que no es lo mismo. Y lo hacen con nuestro dinero. Ya no tienen vergüenza alguna”, reclamó la legisladora.

La oposición presiona para que los diputados colorados cambien de postura, ya que el veto será rechazado en el Senado, pero se encuentra con una barrera en Cámara Baja, donde los colorados mantienen la posición de aceptarlo.

Se necesitan 23 votos en Senadores y 41 en Diputados para rechazar el veto.

“El dinero de los ciudadanos es sagrado. Su destino debe ser claro y transparente. Esa es nuestra posición. Esperamos que los colegas de la ANR cambien de parecer y tiremos el carro juntos a favor de todos los paraguayos”, resaltó González.

Los fondos de binacionales representan USD 100 millones, aproximadamente.

Dejá tu comentario